El gobernador de Texas Greg Abbott, al centro, habla acompañado por otros funcionarios en San Antonio, el 16 de marzo del 2020. Imagen: AP

El gobernador de Texas, el republicano Greg Abott, admitió durante una llamada privada con miembros del Congreso estatal los peligros de reabrir la economía mientras los contagios del nuevo coronavirus continúan en el estado de la estrella solitaria.

De acuerdo con el medio The Daily Beast, el gobernador preguntó a los miembros de la legislatura estatal: “¿Cómo sabemos que reabrir los negocios no resultará en una propagación más rápida de más casos de COVID-19?”.

En la conversación recogida por The Daily Beast, Abbott afirma: “Escuchen, el hecho es que casi todos los reportes científicos y médicos muestran que cuando se tenga una reapertura, ya sea una reapertura de negocios o sólo una reapertura de la sociedad, la secuela de algo como esto nos llevará a un incremento [de casos] y propagación. Es algo [que sucedería] ipso facto [del latín: inmediatamente]”.

El Daily Beast dijo que el audio fue grabado por una persona que estaba en la llamada. Este martes, un portavoz confirmó que el audio era auténtico.

[Entérate: Se demoran cheques de apoyo para quienes no tienen cuenta bancaria]

Abbott cancela restricciones en Texas

La semana pasada, Abbott anunció que su orden ejecutiva para contener el brote del COVID-19 terminaría, y que comenzaría a reabrir los negocios de manera estratégica. Entre los negocios se incluyen los cines, restaurantes, centros comerciales y tiendas minoristas, pero con un cupo máximo del 25% de su capacidad.

Un portavoz de Abbott subrayó que el gobernador ya había señalado esa declaración sobre los peligros de reabrir la economía en el estado; además, insistió en que no hay nada de qué preocuparse, pues se harán más pruebas de COVID-19 como medida para evitar contagios.

Con esta declaración, se entiende que el gobernador da como motivo del contagio la falta de pruebas en lugar del contacto de persona a persona propiciado por la cancelación de las restricciones.

En la llamada privada, Abbott enfatizó que “la meta nunca había sido llevar la transmisión de COVID-19 a cero, y nunca podrá ser que la mantengamos en cero”.

Ve también:

Nancy Pelosi pide más fondos para combatir la pandemia de COVID-19

NY: 1,700 decesos por virus en asilos no fueron contados

Cinco mitos del nuevo coronavirus

- Advertisement -