Para este Día de la Madre te damos una idea deliciosa de comida para celebrar dentro de tu casa sin que tengas que salir durante esta pandemia por el COVID-19.

El platillo que presentamos proviene de Lorena, ciudad ubicada en el noreste de Francia, en una zona fronteriza con Alemania. De ahí que el nombre originario del platillo sea Küche, con una clara influencia alemana. Debido a la fonética de los dialectos franceses, la palabra se convirtió en “quiche”.

Quiche Lorraine

Ingredientes

Para la corteza

  • 1 1/4 de taza de harina
  • 1/2 cucharada pequeña de sal
  • 1/2 taza de mantequilla fría en cubos
  • 3 cucharadas de agua helada

Para el quiche

  • 1 1/2 de queso Gruyère, dividido
  • 1 echalote, picado
  • 6 huevos
  • 1 1/2 de taza de crema de leche o nata
  • Una pizca de pimienta de cayena
  • Una pizca de nuez moscada
  • Sal
  • Pimienta molida fresca
  • 8 rebanadas de tocino (opcional)

Preparación

  1. Para hacer la corteza, necesitas mezclar en un tazón grande la harina y la sal hasta que estén bien combinadas. Con tus manos, añade la mantequilla y mézclalo con la harina hasta que se convierta en boronas del tamaño de chícharos. Agrega el agua fría hasta que la mezcla se transforme en la corteza. Forma un disco, envuélvelo con plástico para envolver y refrigéralo hasta que esté firme. Tomará unos 30 minutos.
  2. Precalienta el horno a 375°F. En una superficie con harina, extiende la corteza hasta que tenga un grosor de 1/4 de pulgada. Con la corteza, cubre un plato para pie y también coloca la corteza en los bordes del recipiente, ya que esto ayudará a mantener todo el contenido dentro. Refrigéralo hasta que esté listo para usarse.
  3. (Opcional) En un sartén grande, fríe el tocino hasta que esté crujiente.
  4. Dispersa el tocino sobre el recipiente con la corteza. Añade ahí una taza del queso gruyere y el echalote. En un tazón grande, bate los huevos, la crema, la pimienta de cayena, la nuez moscada y sazónalo con sal. Agrega la mezcla sobre el tocino (opcional) y el queso. Espolvoréalo con la 1/2 taza de queso restante.
  5. Cocínalo hasta que la corteza esté dorada y los huevos se hayan cocido completamente. Esto tomará unos 40 minutos. Déjalo enfríar alrededor de 15 minutos antes de servir.

La receta proviene de una de las colecciones de recetas para el Día de la Madre de la página Delish.

- Advertisement -