Casi uno de cada cinco niños en Estados Unidos es obeso, de acuerdo con los datos nacionales más recientes.

Ha habido programas, pero no mejoras

La noticia es decepcionante, dados los programas en todo el país que durante años han estado tratando de reducir la obesidad infantil, dijo una experta.

“Realmente esperábamos y teníamos esperanzas de ver decrecer las tendencias”, dijo la doctora Tannaz Moin, estudiosa de obesidad en la Universidad de California Los Ángeles.

Obesidad, uno de los principales problemas de salud pública en EEUU

La obesidad — que significa no solamente exceso de peso, sino grave exceso de peso — es uno de los principales problemas de salud pública en el país. La obesidad de los adultos ha estado subiendo también, pero la obesidad infantil es especialmente preocupante porque puede dejar a los niños en el sendero hacia padecimientos como diabetes y enfermedades cardíacas, dijo.

Datos del sondeo de salud

Los hallazgos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades provienen de un sondeo de salud que mide la estatura y el peso de los participantes. Los datos más recientes son de sondeos realizados en 2017 y 2018, cuando participaron más de 2,800 niños.

El estudio concluyó que 19.3% de los niños de entre 2 y 19 años eran obesos. Eso es ligeramente superior al 18.5% registrado en el sondeo nacional de 2015-2016. El incremento no es considerado estadísticamente significativo, lo que implica que existe la posibilidad matemática de que las tasas no subieron.

Pero sigue una tendencia de alza desde el reporte 2005-2006, cuando 15.4% de los niños estadounidenses eran obesos.

El porcentaje de niños que son severamente obesos sigue en 6%, como lo ha estado por varios años, dijeron los CDC.

Factores que contribuyen a la obesidad infantil

Diversos factores contribuyen a la obesidad infantil, incluyendo el consumo de mucha comida procesada y bebidas azucaradas, además de la falta de ejercicio.

La crisis actual de coronavirus no ayuda

La crisis actual de coronavirus — con los cierres de escuelas y las órdenes de quedarse en casa — no ayuda, dijo Moin.

“La mayoría de los niños están en sus casas… realizando aún menos actividad física”, dijo.

“Pudiéramos ver tendencias peores en los próximos años, especialmente si la pandemia prosigue como va”.

Los CDC dieron a conocer las conclusiones el mes pasado en la contraportada de una de sus publicaciones.

Podría interesarte:

Casa Blanca rechaza lineamientos de la CDC para reapertura del país

- Advertisement -