El personal de todos los asilos de ancianos en Nueva York tendrá que someterse dos veces a la semana a las pruebas del coronavirus, anunciaron el domingo las autoridades.

Además, esos establecimientos dejarán de recibir a enfermos de COVID-19 que son dados de alta de los hospitales, anunció el gobernador Andrew Cuomo.

[Entérate: Tres arrestos y 51 citatorios por violar distanciamiento social en Nueva York]

La ciudad de Nueva York ha estado respondiendo a denuncias de disparidades raciales en la implementación de normas de distanciamiento social, y ha estado despachado voluntarios para tratar de disciplinar a la gente, sin tener que despachar a la policía.

Las nuevas normas sobre asilos de ancianos surgen al día siguiente de un reporte de AP en que familias de enfermos, políticos y agencias supervisoras de tales hogares criticaron la administración Cuomo por el cuidado otorgado a esas instalaciones.

EEUU registró aproximadamente 26,000 muertes por coronavirus en asilos de ancianos

Uno de los aspectos que criticaron fue la orden de que los asilos de ancianos acepten nuevos residentes aunque estén enfermos de coronavirus, lo que según los críticos acelerará el contagio en locales que ya se han convertido en focos de la enfermedad.

De las 26,000 muertes por coronavirus registradas en asilos de ancianos en todo Estados Unidos, una quinta parte — aproximadamente 5,300 — ocurrieron en Nueva York, según un conteo de la Associated Press.

Es la cifra más alta de muertes en asilos de ancianos en todo el país, aunque hay otros estados que han tenido dificultades en controlar la epidemia en ese tipo de instalaciones. En Nueva York, el porcentaje de muertes en asilos de ancianos es superior a los demás estados, indicó Cuomo.

Podría interesarte:

Cierran metro de Nueva York para limpieza por coronavirus

EEUU: En Nueva York habilitan buses para que duerman indigentes

Policía de Nueva York seguirá imponiendo distanciamiento

- Advertisement -