miércoles, septiembre 22, 2021

Precios al consumidor registran mayor caída desde 2008 (y no es una buena noticia)

La pandemia tiene ahora una nueva víctima: los precios al consumidor.

Los precios al consumidor en Estados Unidos tuvieron en abril su mayor caída desde la Gran Recesión, provocados por el la caída de la demanda por gasolina y servicios, incluidos los viajes aéreos, ya que las personas están cumpliendo el confinamiento recomendado y forzado por la crisis sanitaria.

El Departamento del Trabajo dijo que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) declinó un 0.8% en abril tras el descenso de 0.4% en marzo. Fue la mayor disminución desde diciembre de 2008, y marcó la segunda caída mensual consecutiva en el IPC, según

En los 12 meses a abril, el IPC subió un 0.3% luego de aumentar un 1.5% a marzo, según Reuters.

Caída de precios no es buena noticia

La caída de los precios en las últimas semanas no es realmente una buena noticia como parece, pues el motivo por el que han bajado es debido a que las personas no están comprando cosas. Esta situación provoca que los fabricantes de los productos no puedan cobrar lo suficiente para reproducir los productos que intentan vender.

En caso de que los precios bajen a un punto en que la ganancia no sea suficiente para reproducir el producto, los fabricantes dejarán de hacer el producto, lo que tendrá como consecuencia el despido de empleados. Esto generará a su vez más desempleo y menos capacidad productiva, lo que conlleva a una recesión económica.

La caída de precios puede dirigirnos a una deflación, también llamada inflación negativa, la cual está descrita como un descenso sostenido de los precios de bienes y servicios por al menos uno o dos cuatrimestres.

La deflación ocurre cuando la oferta es demasiado alta (cuando hay un exceso de producción) o cuando la demanda es baja (el consumo disminuye), o bien, cuando hay una desarmonía entre la producción y el consumo, el cual es caso de la actualidad.

Otras formas en que puede ocurrir una deflación tiene que ver con la falta de circulación de dinero, por lo que cual se aumenta el valor del dinero, lo que conlleva a una reducción de los precios de los bienes y servicios.

Ve también:

Empleados de Tyson Foods mueren por COVID-19, y la empresa sigue sin dar licencia de enfermedad pagada

Mujeres e indígenas, entre los más afectados por COVID-19 en Latinoamérica

Pelosi presenta nuevo paquete de ayuda por pandemia, pide más fondos

- Advertisment -

Lo Último

Conéctate

1,141,948FansMe gusta
35,315SeguidoresSeguir
1,270,000SuscriptoresSuscribirte
- Advertisment -
Azteca America