Varios medios han promovido la idea de que gatos con COVID-19 podrían contagiar a humanos. Para ello, han pretendido citar información científica publicada por la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Wisconsin en el New England Journal of Medicine.

Sin embargo, tras comparar la información publicada por el New England Journal of Medicine con las conclusiones a las que han llegado los medios de los que hablamos, queda muy claro que estos medios han malinterpretado la información y han brincado a conclusiones muy precipitadas (no sabemos si esto se debe a una incapacidad para interpretar con seriedad lo que leen, o si se debe a mala fe y ganas de hacer notas amarillistas para alarmar a la población y ganar dinero). Por eso, aquí queremos ayudarte a tener elementos para protegerte de las fake news, o noticias falsas, y para ayudarte a ser más crítico al recibirlas.

La información en el New England Journal of Medicine

Primero, veamos la información que saca la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Wisconsin, antes de analizar el contenido de los medios a los que referimos.

Dicha facultad nos hace saber que realizó un estudio en el que investigadores tomaron muestras de un paciente humano con COVID-19 e infectaron a propósito a tres gatos con el virus. Después, colocaron a cada uno de los gatos infectados junto a otro gato no infectado.

Después de cinco días, analizaron a los seis gatos. Los tres que no fueron infectados a propósito dieron positivo tras estar en contacto con los gatos infectados. Así, los seis gatos terminaron infectados, aunque ninguno de los seis presentó síntomas.

Tras esto, los investigadores concluyeron que los gatos sí pueden contraer el virus, pero aclararon que “no hay evidencia de que los gatos transmitan el virus a humanos”, y que “no hay casos documentados en los que humanos se hayan contagiado de COVID-19 por contacto con gatos”.

Dijeron así que no se deben tomar medidas ante los gatos que comprometan su bienestar, por pensar que son un peligro en el contexto de la pandemia.

Contra la información falsa

Tras considerar la información del estudio científico, veamos cómo han procedido otros medios. Estos medios citan el estudio de la Universidad de Wisconsin, con la información que te presentamos aquí. Y, tras esto, se atreven a decir: “Gatos podrían ser asintomáticos a COVID-19 y contagiar a humanos”; así, extraen esta conclusión de unas premisas que no la contienen.

Como tú, estimado lector de Azteca América, podrás darte cuenta, el estudio de la universidad de Wisconsin muestra que los gatos pueden contraer el virus y que pueden pasárselo entre ellos, pero jamás concluye que los gatos pasen el virus a humanos; de hecho, enfatiza que no hay casos documentados de ello.

Es fácil ver que los medios que han difundido esta noticia no tienen la seriedad para tratar con cuidado la información científica y que, por ello, saltan a las conclusiones que se les antojan.

Ahora, esto no quiere decir que no debamos tomar precauciones. En el contexto de la pandemia, quizás sea buena idea no besar a tu mascota en la boca y nariz (uno nunca sabe dónde meten los felinitos sus boquitas). Pero no te alarmes por noticias falsas y no tomes medidas que puedan perjudicar a los gatos y otras mascotas, que además tanto nos han ayudado en el encierro al darnos amor y muchas risas.

Podría interesarte:

Aprende a identificar las “fake news” sobre COVID-19

Por segunda vez, marineros en portaaviones contraen COVID-19

EEUU: Médicos lanzan advertencia sobre enfermedad infantil vinculada al COVID-19

- Advertisement -