La crisis sanitaria en México ya está causando estragos en las familias de escasos recursos que se vieron obligadas a detener sus trabajos como medida gubernamental para evitar la propagación del nuevo coronavirus COVID-19.

Familias de municipios de Morelos, estado vecino de la Ciudad de México, han expresado la crisis que están viviendo a causa del cierre de negocios por el COVID-19 en entrevista con el medio Aristegui Noticias.

“Yo creo que el Gobierno lo sabe, que ya nos pusieron en crisis; no hay trabajo, no hay dinero, la gente está cada vez más pobre. ¿Qué vamos a hacer sin trabajo?”, dijo Odilón Aguirre Martínez, habitante de la Colonia Revolución del Sur, ubicada en el municipio de Yautepec.

Aguirre Martínez agrega que no reconoce al nuevo coronavirus como la enfermedad que le quitará la vida, sino la situación de desempleo que ha generado y la consecuente escacez de dinero para la compra de alimentos.

“No nos va a matar la pinche enfermedad, nos van a matar de hambre. En lugar de que dijeran: ‘Bueno, vamos a buscar algo para combatir esa enfermedad’… Nos están quitando el trabajo, que no comamos; si no hay trabajo no hay dinero”, expresó el habitante de Morelos.

Después de casi dos meses que ha durado la emergencia sanitaria y que ha provocado la pérdida de empleos, las familias comenzaron a poner pañuelos de tela de color blanco en las entradas de sus casas para llamar la atención de las autoridades para poder conseguir un apoyo que las ayude a sobrellevar la pandemia.

Bartola Abarca Gómez, otra de las entrevistadas, dijo que las telas blancas son una manera para pedir ayuda.

“La verdad es como auxilio, pues tenemos necesidades, graves. No hay trabajo, no hay qué comer, estamos necesitados en gran manera”, dijo.

Las telas blancas se han replicado en otras colonias de Morelos, principalmente en municipios de Emiliano Zapata, Ayala y Cuautla, según Aristegui Noticias.

Los habitantes afectados sobremanera por la crisis sanitaria y económica dijeron que de no recibir ayuda irán hasta las alcaldías con sus pañuelos para pedir ayuda.

El desempleo también está en zonas de campesinos, quienes acusan que el Gobierno estatal, liderado por el exjugador de futbol Cuauhtémoc Blanco, ha abandonado el sector durante la crisis.

De acuerdo con La Jornada, los agricultores morelenses han expresado que no han recibido ni siquiera el fertilizantes y menos otros apoyos agrícolas.

Debido a la crisis, los campesinos piden que se aumente el presupuesto al sector, al cual se le otorgó 100 millones de pesos (4.3 millones de dólares) en 2020, para aliviar el impacto de la crisis por COVID-19 en el estado.

De acuerdo con la Secretaria de Salud, Morelos tiene 1,133 casos confirmados de COVID-19 y 185 muertes. Su población es de aproximadamente 1.7 millones de habitantes.

Ve también:

México: liberan a 14 empleados de la salud secuestrados

México: Trabajadores del campo severamente afectados por condiciones de trabajo

Alerta en México: Mascarillas usadas están siendo revendidas

- Advertisement -