Rosa Luna trabajó en las labores de limpieza del Hospital Comunitario de Riverside, en California durante 25 años. Llego a EEUU en la década de 1970 sin dinero y sin saber inglés, proveniente de Fresnillo, Zacatecas. 

Cuando comenzó la pandemia de COVID-19, una de las principales tareas de  Rosa Luna,consistía en desinfectar las habitaciones en las que habían estado internados los pacientes con la enfermedad. 

“En el hospital todos decían que ella era la mejor haciéndolo y siempre le daban los trabajos que requerían una limpieza más profunda”, explicó su hija, Dora Velazquez-Reaza, en declaraciones al diario digital La Opinion.

De acuerdo con las declaraciones de su hija, la salud de Rosa Luna comenzó a deteriorarse a finales de abril: “Mi madre se fue bien de la casa, y regresó sintiéndose muy mal”, declaró Dora Velázquez-Reaza. 

Aunque su madre insistía en que no estaba tan enferma como para ir a urgencias, el 26 de abril decidieron no retrasar más la visita al doctor. En la clínica, le hicieron una prueba de COVID-19 que dio positivo. 

El 4 de mayo, Rosa Luna, quien padecía de diabetes, falleció por complicaciones del coronavirus, a los 67 años.

Rosa Luna trabajó en las labores de limpieza del Hospital Comunitario de Riverside durante 25 años

Dora denunció que Rosa Luna nunca recibió un cubrebocas profesional, a pesar de que padecía una patología previa, y llevaba a cabo una tarea de alto riesgo desinfectando las habitaciones de los enfermos de COVID-19.

También mencionó que aunque algunos de sus compañeros ya habían presentado síntomas de COVID-19 y habían sido aislados, la clínica no le realizó pruebas de diagnóstico a todo el personal. 

Dora Velázquez-Reaza contó la historia de su madre en Facebook y, de acuerdo con sus declaraciones, recibió mensajes de apoyo así como de rechazo, algunos incluso llegaron a afirmar que el coronavirus no existe. 

“El coronavirus existe, es una enfermedad muy fea. Se llevó a mi mamá en cinco días”, dijo Dora. “Ustedes tienen que creer, no quieren que sus hijos, sus familiares sufran así, mi mamá murió en agonía, sufrió en agonía. Esto no es como la gripe, es mil veces peor”.

Según cifras publicadas este martes por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México, en EEUU han muerto un total de 959 mexicanos a causa del COVID-19. Nueva York, con 641, California, con 87, e Illinois con 66, son los estados que registran mayor número de decesos de mexicanos desde el inicio de la pandemia. 

Podría interesarte:

Casi 100 casos de coronavirus en iglesia hispana de NY

Sondeo revela que estadounidenses temen a una segunda ola de contagios…

No, el distanciamiento social no debilitará nuestras defensas

- Advertisement -