Cuba, país comunista, expresó esta semana que el uso de dos medicamentos producidos por su industria biotecnológica que reducen la hiper-inflamación en pacientes graves de COVID-19 ha frenado drásticamente su número de muertes relacionadas con el coronavirus.

Las autoridades de salud reportaron sólo dos muertes relacionadas con el virus en los últimos nueve días entre más de 200 casos activos en la isla más grande del Caribe, una señal de que pueden tener bajo control lo peor del brote.

Cuba atribuye reciente reducción de muertes a dos medicamentos

El gobierno, que espera aumentar sus exportaciones biofarmacéuticas, ha promocionado varios medicamentos que produce para ayudar a prevenir la infección con el nuevo coronavirus y para tratar la enfermedad que causa, COVID-19.

Cuba atribuye la reciente reducción en las muertes de pacientes gravemente enfermos de COVID-19 en gran parte al uso a partir de principios de abril de dos medicamentos que parecen ayudar a calmar la “tormenta de citoquinas”, una sobre-respuesta peligrosa del sistema inmune en la que dicho sistema ataca el tejido sano y también al virus invasor.

Uno es el itolizumab, un anticuerpo monoclonal producido en Cuba y en otros lugares. El otro es un péptido que Cuba dice que su industria biotecnológica descubrió y ha estado probando para la artritis reumatoide en ensayos clínicos de Fase II.

“Alrededor del 80 por ciento de los pacientes que terminan en estado crítico están muriendo. En Cuba, con el uso de estas drogas, el 80 por ciento de los que terminan en estado crítico o grave están siendo salvados “, dijo el presidente Miguel Díaz-Canel el jueves en una reunión mostrada en la televisión estatal.

Reducción en la tasa de mortalidad

Los científicos advierten que se necesitan grandes estudios controlados con placebo para evaluar la seguridad y la eficacia de estos medicamentos para tratar COVID-19.

Pero los tratamientos experimentales de Cuba han ayudado a dicho país a lograr una tasa general de mortalidad por COVID-19 del 4.2%, comparada con los promedios regionales y globales de 5.9% y 6.6%, respectivamente, dicen las autoridades de salud.

Las tasas de mortalidad dependen de muchas variables, incluida la tasa de pruebas, la calidad de los sistemas de atención médica y la edad y el estado de salud subyacente de la población.

Cuba y su sistema de salud universal contienen el brote de manera óptima

Datos oficiales sugieren que Cuba, con atención médica universal y un sistema de atención bien provisto de personal, ha contenido el brote en su territorio de una manera óptima. El país ha registrado menos de 20 casos por día durante la semana pasada, por debajo de un pico de 50 a 60 a mediados de abril. En total, Cuba ha reportado 1,916 casos y 81 muertes para una población de 11 millones.

Eso se traduce en una tasa de infección de 0.71 por cada 100,000 habitantes, en comparación con aproximadamente 29 por 100,000 en Estados Unidos, según un recuento de la Universidad John Hopkins.

La acción rápida ayudó a Cuba a contener su brote. Después de cerrar las fronteras, las escuelas y el transporte público en marzo, Cuba instó a los residentes a quedarse en casa, hizo obligatorio el uso de máscaras y empleó un rastreo de contactos efectivo para frenar la propagación del virus.

Podría interesarte:

Estudio vincula mayor riesgo de muerte a fármaco promovido por Trump para COVID-19

Brasil registra récord de muertes por COVID en un día; hay 20,000 en total

Se registraron 106,000 contagios en el mundo en un solo día: OMS

- Advertisement -