La doctora Mandy Cohen, secretaria de Salud de Carolona del Norte, habla durante el encuentro del gobernador Roy Cooper, izquierda, con la prensa sobre la pandemia de coronavirus el jueves, 28 d e mayo del 2020, en Raleigh. Imagen, The News & Observer vía AP.

El presidente Donald Trump y el gobernador de Carolina del Norte difirieron el viernes sobre la viabilidad de una Convención Nacional Republicana, dijo la oficina del gobernador el sábado, pues Trump no quiere ver indicios de la pandemia en la audiencia.

El gobernador demócrata Roy Cooper y Trump hablaron por teléfono para discutir la convención, programada para agosto en Charlotte, dijo el viernes una portavoz de Cooper a la Associated Press. Esta semana Trump amenazó con trasladar la convención a otra localidad si no se le garantiza para la semana próxima que podría realizar un evento a gran escala.

La convención, prevista para comenzar el 24 de agosto, iba a tener eventos en una arena deportiva en el centro de Charlotte, culminando con el discurso de nominación de Trump.

La discusión de Trump

Durante la conversación telefónica, cuando Trump “insistió en una convención en una arena llena, sin máscaras protectoras ni distanciamiento social, el gobernador expresó su preocupación y propuso un evento de menor escala, con menos participantes”, dijo la vocera de Cooper, Sadie Weiner, en un mensaje electrónico. “Acordaron seguir hablando sobre formas de tener una convención segura en Charlotte”.

La conversación ocurrió horas después de que la secretaria de salud del estado, Mandy Cohen, pidió detalles concretos sobre los protocolos de seguridad que los líderes de la convención republicana le enviaron en una carta el jueves. El gobierno de Cooper ha pedido una mayor planificación en materia de salud pública y seguridad dada la incertidumbre que COVID-19 ha causado sobre restricciones de comercio y movimientos.

Cohen pidió por carta a la presidenta del Comité Nacional Republicano Ronna McDaniel y la directora de la convención Marcia Lee Kelly que confirmasen si Trump quería que la noche final de la convención tuviese “a las personas juntas en una muchedumbre” y sin distanciamiento social ni máscaras.

Cohen quería además cifras sobre cuántas personas estarían dentro del Spectrum Center cada noche, y cómo se garantizaría el distanciamiento social.

- Advertisement -