Protesta en el centro de Raleigh, Carolina del Norte, contra la muerte de George Floyd a manos de un policía blanco en Minneapolis, el 30 de mayo de 2020. Imagen, The News & Observer via AP.

Personas que protestaban por la muerte de George Floyd, un hombre negro que falleció después de que un policía le presionó el cuello con la rodilla hasta que dejó de respirar, atacaron monumentos confederados— considerados racistas por muchos— en varias ciudades de Estados Unidos.

A medida que las protestas se extendían por todo el país el fin de semana, fueron dañados monumentos en Virginia, las Carolinas y Mississippi. La presencia de monumentos confederados en todo el sur, y en otras partes de Estados Unidos, ha sido cuestionada durante años debido a que están dedicados quienes se opusieron a la erradicación de la esclavitud, y algunos ya estaban siendo considerados para su eliminación.

Las palabras “genocidio espiritual”, junto con huellas de manos rojas, fueron pintadas a los lados de un monumento confederado en el campus de la Universidad de Mississippi el sábado, informó The Oxford Eagle. Una persona fue arrestada.

Administradores de Ole Miss, líderes estudiantiles y de la facultad han recomendado quitar la estatua, instalada en 1906, pero la junta escolar del estado ha retrasado la decisión.

Los críticos han dicho que su exhibición cerca del edificio administrativo principal de la universidad envía una señal de que Ole Miss glorifica a la Confederación y minimiza la historia de esclavitud de los estados del sur.

En Charleston, Carolina del Sur, los manifestantes desfiguraron una estatua confederada cerca de The Battery, un área histórica en el extremo sur de la ciudad costera. La base de la estatua de los Defensores Confederados, erigida en 1932, fue pintada con aerosol con lemas como “traidores”.

En Carolina del Norte, la base de un monumento confederado en el Capitolio estatal fue marcada con una X negra y la abreviatura de una frase que expresa desprecio por la policía, según una foto publicada por un periodista de News & Observer en redes sociales. La palabra “racista” también estaba marcada en el monumento, informó el periódico.

La cuestión de los monumentos confederados ha sido especialmente polémica en Carolina del Norte, donde tales monumentos están protegidos por la ley.

- Advertisement -