Puebla, 7 Dic. 2015. Los actores Hector Suarez Gomis y Hector Suarez presentaron en la ciudad de Puebla la obra “Los Locos Suarez” que se realizara el 15 de diciembre en el auditorio del Complejo Cultural Universitario BUAP. Imagen, Grosby Group.

Héctor Suárez, actor mexicano de películas como “El mil usos” y “Mecánica nacional” y programas cómicos de televisión como “¿Qué nos pasa?” y “La cosa”, falleció. Tenía 81 años.

Su hijo, el también actor y comediante Héctor Suárez Gomís, informó el deceso de su padre el martes por la mañana en redes sociales.

El comunicado

A los amigos, a los compañeros y a todos los medios de comunicación:

Con profundo dolor, queremos compartir con ustedes el fallecimiento de Héctor Suárez Hernández.

La familia Suárez, les pedimos que por favor comprendan este momento de gran tristeza que estamos viviendo y también esperamos que puedan respetar nuestro duelo.

Para nosotros se va el papá, el abuelo, el hermano, el esposo y no la figura pública que merece todo el reconocimiento de la familia artística y los medios de comunicación.

Dennos oportunidad de procesar este duelo y en unos días podremos conversar con ustedes.

¡Gracias!
Descanse en paz, Héctor Suárez.

Atentamente

Su viuda, Zara Calderón.

Sus hijos: Héctor Suárez Gomís, Julieta Suárez Gomís, Rodrigo Suárez Calderón e Isabella Suárez Calderón.

Sus nietos: Paula Suárez Gomís, Ximena Suárez Palacio y Pablo Suárez Quiroz.

La gran trayectoria de Héctor Suárez

La Secretaría de Cultura de México lamentó el fallecimiento de Suárez en su cuenta de Twitter, en la que publicó un retrato del actor.

“Pionero, brújula, artista del llanto y la cosquilla”, tuiteó el cómico mexicano Víctor Trujillo. “Tres telones con ovación cerrada, para ti”.

Con una voz arenosa y un estilo desenfrenado salpicado de groserías, Suárez solía hacer sátira política. Interpretó personajes como “El mil usos” en la película homónima de 1983, sobre un hombre que va a buscar suerte, o “El Tirantes” en las dos películas de “Lagunilla, mi barrio”, acerca de este barrio popular de la Ciudad de México. En 1973 fue nominado al premio Ariel a la mejor coactuación masculina por su trabajo en “Mecánica nacional”, una cinta de Luis Alcoriza sobre una vacación familiar malograda en la que compartió pantalla con Lucha Villa, Sara García y Manolo Fábregas.

Suárez solía tener un público cautivo para su programa nocturno “¿Qué nos pasa?”, que tuvo dos periodos al aire: de 1985 a 1987, y de 1998 a 1999. También participó en los programas de comedia “La cosa” y ”La cosquilla”. En 2013, Comedy Central lo homenajeó con un clásico “Roast”, el primero de su tipo para el canal en Latinoamérica, con José María de Tavira, Martha Figueroa, Hugo Pérez “El Cojo Feliz”, Alexis de Anda, Anabel Ferreira y Suárez Gomís.

Suárez nació el 21 de octubre de 1938 en la Ciudad de México. Además de su prolífica carrera como actor, en la que tuvo más de un centenar de créditos, dirigió películas como “A desnivel mundial”, “Verda ó fixion…?” y “El no hay”.

En la década de 1960 realizó teatro con Alejandro Jodorowsky, Alfonso Aráu, Susana Alexander y Héctor Bonilla, y también sus primeras películas “La maldición del oro” y “El asalto”.

Sus más recientes trabajos incluyen una participación en la serie “Run Coyote Run” como el Entrenador García, y la película “Mentada de padre” de Fernando Rovzar como don Lauro, un hombre rico que en su testamento hace competir a sus hijos por su herencia.

Le sobrevive su esposa Zara Calderón y sus hijos Héctor y Julieta, producto de su primer matrimonio con Pepita Gomís, y Rodrigo e Isabella, de su matrimonio con Calderón, además de sus nietos Paula, Ximena y Pablo.

View this post on Instagram

Esta será la primera de muchas cartas mías que ya no vas a leer. Estoy totalmente roto y me invade un gran dolor. Han pasado apenas unas horas y de momento, lo que más extraño; es tu olor. De niño cuando me abrazabas, tu olor se me quedaba impregnado durante horas. Además de sentir seguridad y todo tu amor, siempre, en cada abrazo; me sentía protegido cuando te olía. Cuando me dabas las buenas noches, los buenos días, en nuestros saludos y nuestras despedidas; además de abrazarte y darte un beso, me encantaba olerte. Hace cinco años fue la primera operación y recuerdo que cuando llegaron por ti para llevarte al quirófano, me invadió un miedo terrible porque existía la posibilidad de no volverte a ver y al abrazarte, respiré muy profundo para que nunca se fuera de mí ese olor… ¡El olor de mi papá! En total fueron 15 operaciones y en las 15, hice exactamente lo mismo: antes de que te llevaran al quirófano, te daba un beso, te abrazaba y respiraba muy profundo para quedarme con tu olor… y hoy que me despedí de ti para siempre; lo hice por última vez. ¿Qué se hace cuando tienes así de roto el corazón? ¿Llorar? ¡No he parado de hacerlo! ¿Qué se hace cuando tu héroe ha dejado de existir? ¿Qué voy a hacer mañana cuando quiera mandarte un mensaje escrito o uno de voz? ¿Cómo le explico a Pablo que ya no va a volver a ver a jugar con su abuelo? ¿Qué va a hacer Ximena con ese encargo que ya nunca te podrá dar? ¿Cómo hago para dejar de sentir tanto dolor? Hace exactamente un año estabas en el hospital, te iban a quitar el riñón izquierdo y te marqué a tu celular para decirte que no te perdieras la pelea de Andy Ruiz que yo acababa de ver en vivo. ¿Te acuerdas? ¡Te acabas de ir para siempre y ya estamos hablando de box! Así será de ahora en adelante, voy a platicar contigo y me vas a responder en mi mente. No sé cuánto tiempo tarde en adaptarme a nuestra nueva forma de comunicarnos, pero lo voy a hacer todos los días y a todas horas. Me hará mucha falta verte, oírte, sentirte, tocarte, abrazarte, besarte y lo que más extraño ahorita; es no poder olerte. ¡Gracias por ser mi papá!

A post shared by Héctor Suárez Gomís (@pelongomis) on

- Advertisement -