Marsha P. Johnson nació el 24 de agosto de 1945 en Nueva Jersey y fue la quinta de 7 hermanos en una familia de clase obrera. Desde muy temprana edad Marshal, cuyo nombre original era Malcolm Michaels Jr., tuvo que hacer frente a constantes agresiones debido a su preferencia por la indumentaria femenina. 

Durante los años 60 se mudó a la ciudad de Nueva York, en donde realizó la mayor parte de su trabajo como activista y Drag Queen hasta su misteriosa muerte en 1992. 

La labor de Marsha como activista tomó fuerza luego de los disturbios que tuvieron lugar en el bar Stonewall en 1969, y que dieron pie a la creación del Día Internacional del Orgullo LGBT+. 

[Entérate: ¿Cuál es el origen del Mes del Orgullo LGBT+?]

Un año después de lo acontecido en Stonewall, Marsha creó junto a su amiga Silvia Rivera la fundación S.T.A.R. House, (Street Transvestite Action Revolutionaries). Esta organización política se encargaba de proveer comida, techo, ropa, entre otros, a la población más vulnerable de Nueva York. Las dos fundadoras, Johnson y Rivera, pagaban con su propio dinero, fruto de trabajo sexual, los gastos de S.T.A.R. House.

La labor de Marsha como activista tomó fuerza luego de los disturbios que tuvieron lugar en el bar Stonewall

Marsha también fue una de las pioneras del drag; trabajó durante varios años realizando performances como Drag Queen con la compañía de teatro neoyorquina “Hot Peaches”.

 En 1974 fue la musa en una colección de fotografías polaroid del artista plástico Andy Warhol llamada “Damas & Caballeros”.

A lo largo de su trayectoria como activista Marsha también luchó contra la Guerra de Vietnam, y favor de los derechos civiles de los afroamericanos y el feminismo. En los últimos años de su vida se unió a la fundación ACT UP, organización de ayuda para los enfermos de VIH. En junio de 1992, declaró en una entrevista que ella había estado viviendo con VIH positivo durante los últimos dos años.

Tras una vida de activismo, el cuerpo de Marsha fue encontrado sin vida en el río Hudson cerca del muelle de West Village, el 6 de julio de 1992. Al momento de su muerte Marsha tenía 46 años de edad. 

La policía de Nueva York cerró el caso como suicidio y negó la posibilidad de ver el cuerpo a sus familiares.

Luego de su muerte, miembros del movimiento LGTB+ realizaron numerosas protestas para que la policía investigara el caso a fondo debido a las irregularidades. Sin embargo, el caso permaneció cerrado hasta 2012, cuando la activista Mariah López logró que se reabriera. 

El documental “Vida y muerte de Marsha P. Johnson” dirigido por David France está disponible en Netflix. 

Podría interesarte:

2019 uno de los años más violentos para la comunidad LGBT de México

En 2020 el Orgullo Gay será virtual, a pesar de complicaciones

- Advertisement -