A simple vista la Isla Clipperton podría parecer un destino paradisiaco; sin embargo, es un entorno hostil para el ser humano. La isla carece de vegetación y el agua dulce de la laguna en su interior no es potable, a demás de que recibe grandes tormentas durante la temporada de huracanes. 

Actualmente es el hogar de miles de aves y el recurso natural más valioso que produce es el guano (sustrato utilizado como fertilizante en el siglo anterior. La isla fue otorgada a Francia por un arbitraje internacional en 1931.

La historia de esta isla es peculiar. En 1906, Porfirio Díaz decidió enviar un regimiento militar para reclamarla como su posesión debido al constante asedio inglés y francés. Diaz nombró a Ramón Arnaud Vignon, un militar de 28 años conocido por su dura campaña contra indígenas mayas en el sur del país, como gobernador de la isla. 

Ramón Arnaud y sus hombres se asentaron en la isla con una población de casi  un centenar de personas, y el gobierno ordenó construir infraestructura habitacional, además de un muelle. 

Los habitantes dependían por completo de las provisiones envidas con regularidad desde tierra firme

Debido a que resultaba imposible conseguir alimento y agua potable dentro de la isla, los habitantes dependían por completo de las provisiones envidas con regularidad desde el puerto de Acapulco. 

Sin embargo, en 1910 luego del estallido de la Revolución Mexicana, la población de la isla Clipperton fue olvidada, por lo que Ramón Arnaud comenzó a racionar los bienes después de meses sin recibir provisiones.

La situación comenzó a tornarse dramática debido a que la deficiente alimentación provocó que gran parte de los habitantes enfermaran de escorbuto, y que comenzaran a morir, pronto la población en la isla se redujo a una veintena de personas, entre ellos Ramón Arnaud y su familia.

El final de Arnaud llegó el 5 de octubre de 1916, cuando se lanzó al mar detrás de un barco que supuestamente había sido avistado por el vigía de la isla y nunca regresó. 

La pesadilla de la Isla Clipperton terminó el 18 de julio de 1917, cuando los únicos sobrevivientes, cuatro mujeres y siete niños, fueron rescatados por un soldado norteamericano.

¡Síguenos en!

Twitter@AztecaAmerica

Facebookhttps://www.facebook.com/aztecaamerica

- Advertisement -