En esta fabrica se mantiene vivo el arte del telar para dar vida a hermosos y coloridos rebozos.

También te interesa:

Chinampas de Xochimilco: amor al campo, tradición y calidad

Así se hace el piloncillo, dulce ancestral mexicano

Con mural, artista muestra admiración a trabajadores de la salud

- Advertisement -