Inicio Entretenimiento Público internacional consume producciones afroamericanas pese a prejuicios en EEUU

Público internacional consume producciones afroamericanas pese a prejuicios en EEUU

0
Público internacional consume producciones afroamericanas pese a prejuicios en EEUU
Chadwick Boseman en una escena de "Black Panther" de Marvel Studios en una fotografía proporcionada por Disney. (Matt Kennedy/Marvel Studios-Disney vía AP)

Para convencer a un ejecutivo europeo que buscaba comprar programas de televisión hace unos años, la cadena ABC ofreció productos atractivos como «Scandal», protagonizada por Kerry Washington, y «How to Get Away with Murder», con la ganadora del Oscar Viola Davis.

«‘Es genial, pero ¿cuándo nos enseñarán programas que no sean protagonizados por negros?'», preguntó el comprador en la reunión de 2015, según recuerda la entonces ejecutiva de ABC Channing Dungey. «Estaba sentada en una sala en el siglo XXI y sentí que me estaban dando una bofetada».

El comentario fue inusualmente directo, pero la actitud es familiar dentro de las propias filas de Hollywood, donde se piensa que los actores afroestadounidenses y sus historias no son material de exportación, una afirmación que ha pesado sobre los artistas negros y limitado sus oportunidades e influencia.

Hasta ahora. Éxitos de taquilla como «Black Panther» y la serie de películas «Fast & Furious» con un elenco diverso han ayudado a acabar cada vez más con lo que la cineasta Ava DuVernay califica como «un viejo mito», acompañado por una nueva generación de producciones exitosas de la pantalla chica.

Es un asunto con resonancia ahora que el tormento de los estadounidenses por la muerte videograbada de un hombre de raza negra a manos de un policía se refleja en manifestaciones que se han extendido más allá de las fronteras del país. Manifestantes con letreros que dicen «todos somos George Floyd» y «Black Lives Matter» han protestado desde Montreal hasta Londres, París, Río de Janeiro y Auckland.

Dungey, quien en ABC llegó a ser la primera afroestadounidense en dirigir una de las principales cadenas televisivas de Estados Unidos y ahora es vicepresidenta de series originales de Netflix, dijo que el atractivo de la diversidad se ha demostrado con los programas distribuidos en todo el mundo por el servicio de streaming y cifras seguidas muy de cerca que fueron proporcionadas a The Associated Press.

La discriminación y la injusticia son temas de algunos, pero no todos, los proyectos de Netflix que han atraído a grandes audiencias. Los personajes suelen ser afroestadounidenses, creados por guionistas, directores y actores negros cuyo progreso en la industria del entretenimiento ha superado el de otras minorías.

La miniserie «When They See Us» de DuVernay galardonada con el Emmy, sobre el famoso caso de Central Park Five, por el que cinco adolescentes negros fueron injustamente acusados de violar a una mujer blanca, fue vista en 31 millones hogares del mundo el mes de su estreno, según Netflix, 51% de ellos fuera de Estados Unidos. «American Son», sobre un adolescente negro desaparecido fue producida y protagonizada por Washington, fue vista en 17 millones de hogares del mundo el primer mes, 46% fuera del país. Y «Raising Dion», sobre un joven negro con superpoderes, atrajo la atención de 32 millones de hogares, 60% fuera de Estados Unidos.

Cerca del 65% de sus suscriptores provienen de fuera de Estados Unidos

«Pensé que podríamos estar en problemas porque se llamaba ‘American Son'», dijo Washington sobre los prospectos de su película, cuyo título quiere decir «Hijo estadounidense». «Pero la diáspora (africana) era vasta y grande y las luchas de la gente de color al enfrentar los prejuicios cuando lidian con gente con autoridad, eso no es un fenómeno estadounidense. El racismo y el prejuicio expresado particularmente contra los jóvenes de color ocurre en todas partes del mundo».

El consumo multinacional es esencial para el servicio de streaming: cerca del 65% de sus suscriptores provienen de fuera de Estados Unidos.

Netflix comenzó a compartir resultados de audiencia con sus creadores, en lo que DuVernay calificó como «números impresionantes» que contrastan fuertemente con el modo en que sus películas para grandes estudios, «A Wrinkle in Time» («Un viaje en el tiempo») y «Selma», se desempeñaron en el extranjero al haber tenido estrenos limitados.

«No fue sino hasta que hice un pequeño documental sobre prisiones en Estados Unidos que sentí que el mundo estaba viendo mi trabajo, y eso fue porque Netflix hizo que ’13th’ estuviera disponible en más de 100 países», dijo sobre su película de 2016 nominada al Oscar.

Las cifras proporcionada por Netflix a la AP no son completamente reveladoras: representan uno de los criterios del servicio de streaming — hogares que vieron al menos dos minutos de un programa. Netflix rechazó proporcionar rankings generales de sus programas.
Los lugares donde se encuentran los espectadores de proyectos encabezados por talento de color varían. «When They See Us» fue más popular en Gran Bretaña, Irlanda, Bélgica, Holanda y Luxemburgo, así como África. «American Son» tuvo mejor teleaudiencia en Francia, África, México y otros países de Latinoamérica.

«Si piensas en el mercado global, ¿cómo se ve el resto del mundo? El resto del mundo se ve como la diversidad de Estados Unidos. No se ve como Europa«, dijo Darnell Hunt, profesor de la Universidad de California, Los Angeles, y autor principal de una investigación anual sobre diversidad y rentabilidad. «El resto de esto es África, es Asia, es Australia, todos estos otros países que lucen como los grupos minoritarios de Estados Unidos«.

Kenya Barris, creador de la comedia de ABC «black-ish» y de la nueva comedia de Netflix «#blackAF», notó estas grandes diferencias con el estreno de 2017 de la película «Girls Trip», que coescribió. Fue un éxito en la taquilla estadounidense, dodne recaudó 115 millones de dólares, pero sólo facturó 25 millones a nivel internacional, lo que Barris atribuyó a la falta de apoyo.

El resultado es distinto cuando un programa de televisión como «black-ish» es ampliamente visto.

«Estaba en Inglaterra y le di al mesero mi tarjeta (de crédito) y dijo ‘Dios mío, ¿eres Kenya Barris? Me encanta tu programa’. Quedé en shock», dijo el guionista y productor.
Los estudios y otros que se resistan a la inclusión enfrentan una «sentencia de muerte» mientras nuevos espacios como Netflix abren sus puertas, dijo DuVernay.

«Ahora hay una forma de decir, ‘no voy a lidiar con el trauma de esta mentira que maniata mi trabajo'», dijo. «Voy a hacer obras donde sean bien recibidas y donde sean ampliamente compartidas».

Podría interesarte:

Campaña de reelección Trump seriamente afectada por virus y protestas

Trump cambia estrategia de campaña a raíz de la pandemia y las protestas

Virginia: Derriban monumento confederado durante protestas