Miembros de la Guardia Nacional de California vigilan mientras personas asisten a una protesta contra la muerte en la custodia policial de George Floyd en Mineápolis, en el Paseo de la Fama de Hollywood, Los Ángeles, California el 3 de junio de 2020. Imagen: Reuters

 Miembros de la Guardia Nacional del Distrito de Columbia han sido diagnosticados con COVID-19 tras las multitudinarias protestas que se registraron en la capital de Estados Unidos la semana pasada, informó la teniente coronel Brooke Davis, portavoz de la Guardia Nacional.

[Entérate: Donald Trump califica de “montaje” la caída del anciano empujado por policías en Buffalo]

La Guardia Nacional no dará a conocer el total de elementos que arrojaron positivo

La Guardia Nacional no dará a conocer el total de elementos que arrojaron positivo, señaló Davis, pero funcionarios federales indicaron que creen que no son muchos, al menos hasta ahora.

Los funcionarios hablaron bajo condición de anonimato debido a que no estaban autorizados a difundir la información al público. Los exámenes de diagnóstico positivos fueron reportados en primera instancia por McClatchy.

Aunque algunos de los elementos de la Guardia Nacional que respondieron a las manifestaciones utilizaban equipo protector, la mayoría de ellos no portaba mascarillas y era prácticamente imposible mantener el distanciamiento social.

A través de un comunicado, Davis dijo que los comandantes de unidad eran responsables de garantizar que sus tropas se apegaran a las directrices que indican que los miembros de la Guardia Nacional deben utilizar equipo de protección y mantener el distanciamiento social donde sea posible.

La vocera dijo que se les practicaron pruebas de diagnóstico a las tropas antes de su llegada, y se les realizarán nuevos análisis antes de que se vayan.

Según las autoridades, se desplegaron unos 5,000 elementos de la Guardia Nacional para enfrentar las movilizaciones civiles, incluyendo unos 1,200 efectivos de la Guardia Nacional de D.C. El resto provienen de otros 11 estados: Florida, Idaho, Indiana, Maryland, Misuri, Mississippi, Nueva Jersey, Ohio, Carolina del Sur, Tennessee y Utah.

Según los funcionarios, los miembros de la Guardia que regresan a sus estados de origen deben permanecer en activo y se les seguirá pagando por dos semanas adicionales para que puedan estar en cuarentena en caso de haber estado en riesgo de contraer el coronavirus.

Ve también:

Jennifer López y su familia participan en protestas contra racismo

Renuncia editor del New York Times tras polémica columna anti protestas

- Advertisement -