Existe una línea del feminismo radical que se conoce como TERF, Trans-Exclusionary Radical Feminist por sus siglas en inglés. Este movimiento no reconoce a las mujeres trans como mujeres y suele afirmar que las mujeres trans disfrutan, o han disfrutado al crecer, de los privilegios sociales otorgados por el patriarcado a los hombres.

[Entérate: Marsha P. Johnson, mujer trans pionera del movimiento LGBT+]

https://www.instagram.com/p/CBbfxiogJ45/?utm_source=ig_web_copy_link

Origen de TERF

El origen del feminismo separatista trans excluyente puede rastrearse hasta los años setenta en Estados Unidos, aunque la popularización del término TERF se le atribuye a la bloguera feminista radical Viv Smythe.

En 2008 Smythe escribió una entrada en su blog en la que denunciaba al Festival Femenino de música de Michigan por negar la entrada a mujeres trans.

En una entrevista de 2014, con el medio TransAdvocate, Smythe dijo que: ” (El término TERF) Estaba destinado a ser una descripción deliberada y técnicamente neutral de un grupo de activistas. Queríamos una forma de distinguir a los grupos TERF de otros RadFems (Feminismo radical) con los que interactuamos que eran trans positivos/neutrales, porque teníamos varios años de historia de involucrarnos productivamente con RadFems no TERF “.

Mientras algunas feministas ven este término como una descripción precisa de sus valores, muchas feministas anti-trans afirman que llamarles TERF es un insulto. El término suele usarse también, por algunos detractores del feminismo, como un insulto generalizado para ridiculizar o amenazar.

Por esta razón algunas feministas radiarles trans-excluyentes han decido nombrarse a sí mismas: “críticas del género”.

Feminismo radical trans-excluyente

El feminismo TERF discrimina a las mujeres transgénero y les niega la inclusión en la lucha feminista, operando bajo prejuicios que establecen que las mujeres trans representan una amenaza para las mujeres cisgénero.

Uno de los principales planteamientos TERF sugiere que las mujeres trans no son “verdaderas mujeres” porque se les socializó como hombres durante la infancia, y en muchos casos durante la adolescencia e incluso la vida adulta, como hombres y con todos los privilegios sociales que esto conlleva.

Al respecto, la activista transgénero mexicana Ophelia Pastrana explica que: “están reduciendo a la mujer a un genital, que es exactamente lo que hacen los misóginos, no darle valor a la mujer, sino solo a sus genitales“.

La mujeres trans suelen experimentar discriminación en muchas esferas de la sociedad, puesto que se les suelen negar oportunidades de trabajo, vivienda, salud y reconocimiento de la identidad solo por el hecho de ser transgénero. Así mismo es importante señalar que muchos de los crímenes cometidos contra este colectivo quedan impunes.

Podría interesarte:

Casa Xochiquetzal: Albergue para mujeres mayores que luchan por su dignidad

“Un amor secreto”: Netflix lanza documental sobre un amor escondido por 60 años

- Advertisement -