Un cartel con los nombres de víctimas de la violencia policial es exhibido en un área acordonada el sábado 20 de junio de 2020, en la zona conocida como CHOP (Capitol Hill Occupied Protest) que ha sido el epicentro de las protestas en Seattle. Imagen, AP-

Un adolescente murió y otra persona resultó herida en un tiroteo ocurrido en la madrugada del sábado en un parque de la zona de protestas en Seattle, informaron las autoridades.

El tiroteo se registró alrededor de las 2:30 de la madrugada en el área cercana del centro de la ciudad conocida como CHOP (Capitol Hill Occupied Protest), que ha sido epicentro de las protestas, de acuerdo con la policía.

Los agentes que respondieron al tiroteo inicialmente tuvieron problemas para llegar a la escena del crimen porque fueron “recibidos por una muchedumbre violenta que impidió el acceso seguro de los oficiales a las víctimas”, indicó la policía en su blog.

Dos hombres con heridas de bala arribaron en un vehículo privado al Centro Médico Harborview aproximadamente a las 3:00 de la mañana, dijo la portavoz del hospital Susan Gregg. Uno de ellos, de 19 años, falleció y el otro estaba en la unidad de terapia intensiva, en condición grave.

El agresor o agresores huyeron y las autoridades no cuentan con una descripción física de ellos, subrayaron las autoridades.

“Detectives de homicidios acudieron y llevan a cabo una investigación exhaustiva, pese a las dificultades de las circunstancias”, detalló la policía.

Los investigadores estaban revisando un video de fuentes públicas y de cámaras corporales en busca de pistas, dijo la sargento Lauren Truscott, de la policía de Seattle, al diario The Seattle Times.

La zona CHOP es donde los manifestantes han acordonado varias manzanas cerca de una estación de policía, en el barrio de Capitol Hill de Seattle, a raíz de las protestas contra la violencia policial generadas por la muerte del afroestadounidense George Floyd en Minneapolis hace algunas semanas.

Los agentes de la policía de Seattle se han mantenido alejados de la zona casi en todo momento luego que una serie de enfrentamientos con manifestantes terminaron con personas lanzando piedras contra los agentes y éstos respondiendo con gases lacrimógenos y balas de goma. Las autoridades municipales señalan que mantienen la comunicación con los líderes de las protestas, quienes han prometido mantener la paz en el área.

La zona ha sido causa constante de la ira del presidente Donald Trump. Sus tuits en que amenaza incluso con usar a las fuerzas armadas para restaurar el orden han sido reprobados por el gobernador de Washington, Jay Inslee, y la alcaldesa de Seattle, Jenny Duncan, ambos demócratas.

Ante las preguntas respecto al tiroteo del sábado, Inslee declaró que “es necesario que encontremos la manera de que la comunidad pueda manifestarse y al mismo tiempo se puedan brindar servicios de policía y bomberos”.

Inslee agregó que “de una forma u otra necesitaremos obviamente hallar la forma de ofrecer protección a la población, y eso es una necesidad”.

- Advertisement -