San Miguel de Allende es una ciudad en la que se respira el arte y desde hace 10 años, Jaime Shelly hizo de este, el sitio para albergar su arte pop.

También te interesa:

Juana Martínez Castro, el mundo de una artista autodidacta

El rebozo, una obra de arte proveniente del telar

Así se hace el piloncillo, dulce ancestral mexicano

- Advertisement -