En imagen de archivo del 17 de junio de 2020, el candidato demócrata a la presidencia y vicepresidente Joe Biden ofrece un discurso en Darby, Pennsylvania. Imagen, AP.

Tanto el presidente Donald Trump como su rival demócrata Joe Biden se dirigían el jueves a estados claves y políticamente oscilantes, encabezando cada uno actos de campaña en formas que no habían ocurrido mucho debido a la era de la pandemia y que exhibirán sus estilos contrastantes de respuesta a la crisis de salud.

El exvicepresidente estadounidense y abanderado del Partido Demócrata se reunirá con familias que, dijo, se beneficiaron de la distintiva ley de salud del gobierno de Barack Obama en Lancaster, Pensilvania, y posteriormente ofrecerá un discurso sobre la forma en que él mejoraría el acceso a los seguros médicos. Esto ocurre luego que Biden pasara semanas afirmando que la pandemia sigue siendo un peligro evidente y vigente que Trump trata de que desaparezca por sí solo en medio de un deseo de reactivar una economía paralizada.

Trump, abanderado del Partido Republicano, visita Marinette, en la zona rural de Wisconsin, en un recorrido privado a un astillero y luego participará en un evento que será transmitido por Fox News Channel desde un aeropuerto en Green Bay. El vicepresidente Mike Pence también viajará a otro potencial estado pendular, Ohio.

Biden planea aprovechar el discurso más reciente de su rival para argumentar que la oposición de Trump a la ley de salud, aunado a lo que considera una respuesta inadecuada ante la pandemia, asegura que incluso la gente que contrajo el COVID-19 y que sobrevivió “vivirá su vida en un tornillo de banco, atrapada en medio del doble legado de Donald Trump”.

Ello representa “su incumplimiento de proteger al pueblo estadounidense del coronavirus y su insensible cruzada para retirar las protecciones de salud a familias estadounidenses”, dirá el probable candidato demócrata a la presidencia, de acuerdo con pasajes del texto, difundidos por su equipo de campaña.

Biden también planea burlarse de las declaraciones de Trump de que la realización de un mayor número de pruebas para el coronavirus es “un arma de doble filo”.

- Advertisement -