El gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo el jueves que había decidido detener temporalmente la reapertura económica del estado estadounidense en respuesta a un reciente incremento en las infecciones y hospitalizaciones por COVID-19.

“Esta pausa temporal ayudará a nuestro estado a acorralar la propagación hasta que podamos entrar con seguridad en la siguiente fase de apertura de nuestro estado para la actividad económica”, dijo Abbott en un comunicado.

Texas, el segundo estado más grande de Estados Unidos por población, ha sufrido uno de los mayores aumentos de nuevas infecciones de coronavirus en el país. El estado ha registrado más de 5.000 nuevos casos durante tres días consecutivos y ha alcanzado récords de hospitalizaciones por COVID-19 durante 13 días consecutivos.

La proporción de texanos que dan positivo en las pruebas del virus ha aumentado al 10%, uno de los pocos estados del país con una tasa de positivos de dos dígitos.

Según Abbott, las empresas a las que se permitió abrir en las fases anteriores del estado pueden seguir operando en los niveles de capacidad previstos y con arreglo a los protocolos sanitarios establecidos previamente.

Ve también:

Al menos 20,000,000 han padecido Covid-19 en EEUU: Autoridades 

Disminuyen cifras de solicitudes por desempleo en EEUU

Varios estados imponen cuarentena a los provenientes de focos de coronavirus

- Advertisement -