Personas esperan dentro de sus autos para realizarse pruebas para detectar la enfermedad COVID-19, en Houston, Texas, EEUU, Julio 7, 2020. Imagen: Reuters

El número de casos confirmados de coronavirus en Estados Unidos superó los 3 millones el martes, según un recuento de Reuters, avivando el temor a que los hospitales se vean desbordados.

Pese a la cifra exorbitante, el presidente Donald Trump instó el martes a las autoridades locales y estatales a reabrir las ecuelas en otoño debido a que, dijo, algunas de ellas permanecen cerradas no por los riesgos de la pandemia, sino por motivos políticos.

“Creen que se beneficiarán políticamente, por eso mantienen las escuelas cerradas”, declaró Trump durante una discusión en la Casa Blanca sobre los planes escolares para el otoño. “De ninguna manera. Vamos a presionar bastante a los gobernadores y todos los demás para que reanuden las clases”.

Estados Unidos tiene el mayor número conocido de casos y muertes por COVID-19 en el mundo. Más de 130,000 estadounidenses han muerto a causa de la enfermedad, un número que, según advierten los expertos, probablemente aumentará tras los recientes picos de casos en muchos estados.

En los primeros siete días de julio, 18 estados han reportado aumentos récord de nuevos casos de COVID-19, según un recuento de Reuters.

Sólo en Texas, el número de pacientes hospitalizados más que se duplicó en sólo dos semanas. El alcalde demócrata de Austin advirtió durante el fin de semana que los hospitales de su ciudad podrían copar su capacidad en dos semanas y quedarse sin camas en la unidad de cuidados intensivos (UCI) en 10 días. En Arizona, cerca del 90% de las camas de la UCI están llenas.

El aumento de los casos también arrojó una sombra sobre las celebraciones del 4 de julio, porque muchos pueblos y ciudades del país cancelaron los espectáculos anuales de fuegos artificiales para evitar las grandes multitudes.

Durante un discurso del Día de la Independencia en la Casa Blanca el sábado, el presidente de Estados Unidos Donald Trump afirmó sin pruebas que el 99% de los casos de coronavirus en el país eran “totalmente inofensivos”.

Trump, un republicano, se ha negado a usar mascarilla en público y ha sido reacio a animar a los estadounidenses a hacerlo. En una celebración del 4 de julio a la que asistió, en el Monte Rushmore en Dakota del Sur, la protección fue “opcional” y no hubo distanciamiento social.

Ve también:

Gobierno de Trump notifica a la ONU sobre su retiro de la OMS

Científicos piden a OMS reconocer propagación aérea de virus

Cifra de desempleo en hispanos en EEUU podría ser peor de lo que se creía

- Advertisement -