La investigación inició en un laboratorio en Nueva York, pero los buenos resultados se obtuvieron en México, específicamente en la escuela superior de medicina del Instituto Politécnico Nacional. Ahí fue donde un grupo de especialistas encontró una molécula que puede sustituir a la insulina que se inyectan pacientes diabéticos para controlar esta enfermedad.

También te interesa:

Niveles de estrés van en aumento en México por COVID-19

Plasma de recuperados por COVID-19 mitiga el dolor, pero pocos donan

Aislamiento afecta hábitos alimenticios debido a la ansiedad

- Advertisement -