La doctora Deborah Birx, coordinadora de respuesta de coronavirus de la Casa Blanca, y Brett Giroir, jefe del Servicio de Salud Pública de Estados Unidos, escuchan al vicepresidente Mike Pence durante una sesión informativa de la fuerza de coronavirus de la Casa Blanca en el edificio del Departamento de Educación el miércoles 8 de julio de 2020 en Washington. Imagen, AP.

Un miembro de la comisión anti coronavirus de la Casa Blanca indicó el domingo que a pesar de un aumento de casos en el país, la situación “no está fuera de control”.

Brett Giroir agregó que se requerirá de “mucho esfuerzo y todos tendrán que poner de su parte” para combatir la pandemia.

Y el secretario general del Departamento de Salud y Servicios Humanos dijo que “necesitamos que la gente use mascarillas en público. Es absolutamente esencial”.

En el programa “This Week” de la ABC, Giroir dijo que a los funcionarios les gustaría ver que un 90% de las personas utilice mascarillas en áreas públicas de regiones susceptibles.

“Si no tenemos eso, no tendremos control sobre el virus” y no hay desventajas de usar una mascarilla, agregó.

Cuando le preguntaron a Giroir si los estados que tienen un aumento de casos deberían considerar cuarentenas más estrictas, respondió: “Todo debe estar sobre la mesa”.

Y al ver hacia el futuro, señaló que es posible que la situación “empeore en el otoño” y considera que entonces “necesitaremos decenas de millones de pruebas más al mes”. También indicó que hay datos de que las personas pueden tener tanto influenza como COVID-19 al mismo tiempo y “eso realmente no es bueno”.

- Advertisement -