Unas personas portan mascarillas mientras caminan por el High Line Park, el jueves 16 de julio de 2020, en la ciudad de Nueva York. Imagen, AP.

La ciudad de Nueva York no reabrirá los centros comerciales y museos el lunes incluso si la entidad tiene permitido avanzar a la siguiente fase de su reactivación económica, al tiempo que el gobernador Andrew Cuomo promete más cierres de bares y restaurantes.

Cuomo dijo que la ciudad de Nueva York se apresta a avanzar a la cuarta fase del plan de reapertura gradual, pero señaló que su gobierno revisará los datos más recientes de contagios y decidirá el viernes a las 4:00 de la tarde si es posible reabrir ciertos inmuebles. El resto del estado se encuentra en la Fase 4, en que generalmente se permite la reapertura de centros comerciales y algunos centros de arte y entretenimiento, así como la reanudación de partidos de deportes profesionales sin aficionados.

Pero Cuomo dijo que ninguna “otra actividad bajo techo» será reanudada en Nueva York en la fase cuatro debido a las inquietudes por la propagación del coronavirus en espacios cerrados. Cuomo no ha permitido que los restaurantes de la ciudad de Nueva York atiendan comensales bajo techo, a diferencia del resto del estado.

“Los interiores, los espacios cerrados, espacios con aire acondicionado, es donde el virus tiende a propagarse», dijo Cuomo en una conferencia telefónica el jueves con reporteros. “Así que vamos a tomar esa precaución en la ciudad de Nueva York”.

El Museo Metropolitano de Arte de Nueva York había anunciado el miércoles sus planes para reabrir el 29 de agosto.

“Creo que pueden planear su reapertura. Y luego veremos qué dicen los hechos”, comentó el gobernador.

Aproximadamente 1% de las 72.000 pruebas de COVID-19 realizadas el miércoles arrojaron resultados positivos en Nueva York, de acuerdo con la oficina de Cuomo. En tanto, 14 personas fallecieron a causa de la enfermedad en hospitales y casas para ancianos.

Cuomo anunció el jueves una nueva política de “tres strikes” que requerirá que bares y restaurantes cierren sus puertas después de recibir tres citatorios por incumplir las normas, como el uso de mascarillas y mantener a la gente a una distancia de dos metros (seis pies) entre unos y otros.

Nueva York también lanzara una campaña de publicidad a nivel nacional para alentar a la gente a portar mascarillas, dijo Cuomo, quien ha expresado inquietudes por el aumento de infecciones en el país. También anunció una multa de 2.000 dólares para los viajeros procedentes de estados con altas tasas de contagios que no llenen un formulario para ayudar a la entidad a rastrear el cumplimiento de una cuarentena obligatoria de 14 días.

Cuomo decidirá a principios de agosto si las escuelas de algunas partes del estado que estén en la fase cuatro podrán reanudar las clases presenciales este próximo año escolar.

- Advertisement -