Imagen por Danielle Cerullo en Unsplash

¿Es seguro ir al gimnasio durante la pandemia del coronavirus?

Depende de dónde viva y de las precauciones que tomen usted y el propio gimnasio.

Si los casos de COVID-19 no están controlados donde vive, los expertos dicen que lo mejor es no ir. Pero si vive en un área donde la propagación está contenida, hay formas de minimizar el riesgo cuando se hace ejercicio.

Para garantizar que todo el mundo está a al menos dos metros (6 pies) de distancia, los gimnasios deben tomar medidas como mover las máquinas, bloquear zonas o limitar el número de personas que pueden acceder el recinto, dijo Marybeth Sexton, profesora asistente de enfermedades infecciosas en la Universidad de Emory.

Evitar los vestuarios, llevar botella de agua propia y utilizar desinfectante para las manos también ayuda a reducir el riesgo, agregó Sexton.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos también sugieren inscribirse por internet en lugar de en persona, y buscar actividades al aire libre en lugar de en espacios cerrados cuando sea posible.

El personal del gimnasio debería limpiar las máquinas de ejercicios entre usos, limpiar el piso de forma regular y otras zonas que se tocan habitualmente con productos que maten los virus.

Según los expertos, las mascarillas o cubrebocas deberían utilizarse también en los gimnasios siempre que sea posible.

Sexton sugiere además llevar un barbijo de recambio. Si el que se está usando queda empapado de sudor, podría no ser tan efectivo, apuntó.

Incluso para los que mantienen precauciones, los gimnasios suponen un riesgo. Muchos son cerrados, con una ventilación limitada y sin espacio para mantener la distancia social. En una pandemia, si se puede hacer deporte sin regresar al gimnasio por el momento, esa es la mejor opción, dijo Sexton.

“Si puede ejercitarse por su cuenta en el exterior, es más seguro que ir al gimnasio”, apuntó.

- Advertisement -