Desde la antigüedad, nuestros ancestros pintaban los hilos de sus trajes típicos utilizando un molusco llamado caracol púrpura; desafortunadamente, está especie se está extinguiendo por la caza ilegal.

También te interesa:

El atardecer más bonito está en Guaymas, Sonora

Emblemático Salón Los Ángeles, en riesgo de cerrar por pandemia

Diseñadora japonesa honra textiles mexicanos en kimonos

- Advertisement -