Un árbol caído sobre vehículos en una casa en West Des Moines, Iowa, el lunes 10 de agosto de 2020 después de que una fuerte tormenta atravesara el estado. Imagen, AP.

Una inusual tormenta con vientos de 160 km/h (100 mph) y fuerza similar a la de un huracán en tierra atravesó el lunes la región centro-norte de Estados Unidos, donde derribó árboles, volcó vehículos, causó daños generalizados en propiedades y dejó a cientos de miles de personas sin electricidad al pasar por Chicago y dirigirse hacia Indiana y Michigan.

Este tipo de tormenta —conocida como “derecho” porque avanza en línea recta con gran fuerza— duró varias horas desde que salió del este de Nebraska y cruzó Iowa y partes de Wisconsin e Illinois, tenía vientos de huracán y probablemente causó más daños generalizados que un tornado normal, dijo Patrick Marsh, jefe de apoyo científico en el Centro de Predicción de Tormentas del Servicio Nacional de Meteorología en Norman, Oklahoma. 

En el norte de Illinois, el Servicio Nacional de Meteorología reportó ráfagas de viento de 148 km/h (92 mph) cerca de Dixon, a unos 160 kilómetros (100 millas) al oeste de Chicago, y la tormenta derribó árboles y cables de luz que bloquearon vialidades en Chicago y sus suburbios. Después de salir de esa ciudad, la parte más potente del sistema de tormentas se desplazó hacia la región centro-norte de Indiana por la tarde. 

“El sistema de tormentas como un todo definitivamente comienza a debilitarse”, dijo Victor Gensini, profesor de meteorología en la Universidad del Norte de Illinois. 

Un derecho no es precisamente un huracán. No tiene un centro y sus vientos avanzan en línea recta. Pero el daño que puede provocar sobre una área tan amplia es más como el de un huracán en tierra que el de un tornado rápido y más poderoso, dijo Marsh. Lo comparó con un devastador Súper Derecho de 2009, uno de los más fuertes de los que se tiene registro, el cual recorrió más de 1.600 kilómetros (1.000 millas) en 24 horas y provocó 50 millones de dólares en daños, extensos apagones y la muerte de un puñado de personas.

“Esta es nuestra versión de un huracán”, dijo Gensini en una entrevista desde su casa aproximadamente 15 minutos antes de que la tormenta llegara. Minutos después se dirigió a su sótano para protegerse mientras el meteoro golpeaba Chicago, empezando por sus suburbios. 

Gensini señaló que este derecho pasará a la historia como uno de los más fuertes en la historia reciente y será uno de los peores eventos climáticos del país en el 2020. 

___

- Advertisement -