Uno de los programas consentidos de la televisión llegó a Azteca América con toda la irreverencia de El Capi y sus cápsulas sin igual.

- Advertisement -