viernes, octubre 15, 2021

Exmodelo Amy Dorris acusa a Trump de agresión sexual en 1997

El presidente Donald Trump escucha una pregunta durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca el lunes 7 de septiembre de 2010 en Washington. Imagen, AP.

La mañana de este jueves se dio a conocer que la ex modelo Amy Dorris sería una mujer más que acusa al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de una agresión sexual.

Según aseguró Dorris, los hechos sucedieron en 1997, cuando ella tenía 24 años y el entonces magnate, 51.

En una entrevista exclusiva con el periódico británico “The Guardian”, Dorris acusa al presidente de agresión sexual durante el torneo de tenis US Open de 1997, asegurando que Trump la acosó en el baño VIP, le metió la lengua en la garganta, la tocó por todo el cuerpo y la acorraló.

Las nuevas acusaciones contra Trump

«Metió su lengua dentro de mi garganta mientras le empujaba. Luego me agarró más fuerte y me pasó las manos por el trasero, los pechos, la espalda, por todas partes», relató Dorris, quien añade que intentó rechazar la lengua de Trump «empujándola con mis propios dientes, creo que le pude haber hecho daño en la lengua».

La ex modelo, quien ahora tiene 48 años y dos hijos adolescentes, proporcionó al periódico las entradas al evento deportivo de aquel año, y seis imágenes en las que aparece junto a Trump.

Por su parte, Trump ha negado las acusaciones a través de sus abogados.

Dorris relató a «The Guardian» cómo ocurrió todo:

Su novio en aquella época, Jason Binn, la llevó desde Florida hasta Nueva York en septiembre de 1997 para pasar un fin de semana y, entre otros muchos eventos, acudir juntos al US Open. Binn era fundador de varias revistas de moda y amigo de Trump.

El 5 de septiembre, según relata la ex modelo, Binn y ella fueron con Trump al US Open y fue allí cuando él la agredió sexualmente. «Vino directamente. Parecía la típica persona que se cree con derecho a hacer lo que quiera, incluso aunque yo estuviera allí con mi novio». «Me sentí violada», asegura.

Dorris añadió que cuando salió del baño y vio a Trump, el comenzó a acosarla y tocarla, a lo que ella respondió: «No, por favor, para», a pesar de lo cual él continuó manoseándola.

Sobre el hecho de por qué espero 23 años para hacer públicas sus acusaciones contra el hoy mandatario, Dorris asegura que pensó dar a conocer estos hechos en 2016, cuando varias mujeres acusaron a Donald Trump de agresiones sexuales, pero finalmente se echó para atrás por miedo a que su familia saliera perjudicada. Ahora que sus hijas están a punto de cumplir 13 años, se ha decidido a contarlo.

- Advertisment -

Lo Último

Conéctate

1,141,948FansMe gusta
35,299SeguidoresSeguir
1,270,000SuscriptoresSuscribirte
- Advertisment -
Azteca America