Agentes de la Real Policía Montada de Canadá ingresan a un complejo de apartamentos en conexión con el envío de ricina por correo al presidente Donald Trump, el lunes 21 de septiembre de 2020, en St. Hubert, Canadá. Imagen, The Canadian Press via AP.

Una mujer sospechosa de enviar un sobre con ricina — una sustancia venenosa — a la Casa Blanca, fue arrestada en la frontera entre Canadá y Nueva York, y se presume que envió cartas similares a agencias policiales en Texas, informaron autoridades el lunes.

La carta fue interceptada la semana pasada antes de que llegara a la Casa Blanca. La mujer fue detenida por elementos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza en el cruce fronterizo del Puente Peace, cerca de Buffalo, y se prevé que enfrente cargos federales, indicaron tres funcionarios policiales a The Associated Press.

El nombre de la mujer no se dio a conocer de inmediato, pero se prevé que comparezca el martes en un tribunal federal de Buffalo.

La carta dirigida a la Casa Blanca aparentemente se originó en Canadá, había señalado la Real Policía Montada de Canadá. La misiva fue interceptada por una instalación gubernamental que analiza el correo dirigido a la residencia presidencial y al mandatario Donald Trump, y una investigación preliminar indicó que había arrojado positivo a ricina, según los funcionarios.

Sobres con ricina también fueron enviados a agencias policiales en el Valle del Río Grande, en el sur de Texas, según otro funcionario. El funcionario no especificó a qué dependencias se dirigieron las misivas, pero añadió que se cree que fueron enviadas por la misma persona que dirigió la carta a la Casa Blanca.

Los funcionarios hablaron bajo condición de anonimato debido a que no estaban autorizados a discutir públicamente una investigación abierta.

Uno de los sobres fue enviado a la policía de Mission, Texas, dijo el investigador Art Flores, portavoz del departamento de policía de esa localidad fronteriza. Flores añadió que nadie resultó herido y que la misiva se encuentra en custodia de las autoridades. Se negó a dar más detalles.

El jefe de la policía del condado texano de Hidalgo, Eddie Guerra, dijo que sobres con ricina también “se me enviaron a mí y a otros tres miembros de mi personal de detenciones”, pero nadie resultó herido. Guerra señaló en Twitter que daría a conocer más información el martes.

La Real Policía Montada de Canadá en Quebec confirmó el lunes que se lleva a cabo una investigación policial en una calle de St-Hubert, Quebec, relacionada con la carta contaminada que se envió a la Casa Blanca.

- Advertisement -