El Gobierno del presidente de Donald Trump volverá a instalar la regla de la carga pública para cualquier trámite migratorio, lo cual generará un nuevo obstáculo para los migrantes.

Esta reactivación, que ocurre después de un fallo de una Corte de Apelaciones, significa que antes de que se pueda aprobar cualquier beneficio migratorio, el Gobierno se encargará de analizar si el solicitante podría ser una carga pública para el estado.

La regla de la carga pública entró en vigor el pasado 24 de febrero, pero a finales de julio, mientras la pandemia continuaba, un juez de Nueva York la detuvo debido a que disuadía a inmigrantes de hacerse la prueba de COVID-19, lo cual sería un obstáculo para poder acabar con el incremento de contagios.

Más tarde, el Gobierno de Trump apeló el fallo, el pasado 11 de septiembre una corte decidió que se permitía la reanudación de la regla.

La regla final de carga pública dictamina que cualquier persona que solicite entrar a Estados Unidos será inadmisible si se determina que se puede convertir en una carga pública. Esta regla final también incluirá los ajustes a la tarjeta de residencia permanente o Green Card).

Ve también:

2020, año con más muertes de inmigrantes bajo custodia de ICE en últimos 15 años

Más mujeres migrantes detenidas por ICE denuncian cirugías no deseadas

Demócratas dicen que investigarán reporte de extirpación de útero a migrantes

- Advertisement -