Una juez federal impidió el jueves que la campaña del censo 2020 termine a finales de septiembre y ordenó que el recuento de residentes en Estados Unidos que se realiza una vez por década continúe otro mes hasta final de octubre, alegando que acortarlo podría arrojar resultados inexactos.

La juez de distrito de Estados Unidos Lucy Koh en California emitió su fallo el jueves en la noche, dos días después de escuchar los argumentos de los representantes legales de la Oficina del Censo y de los de los grupos de derechos civiles y gobiernos locales que habían demandado al departamento federal en un intento por impedir que el censo 2020 se cerrase a final de mes. Los abogados de los demandantes sostenían que la reducción del plazo supondría no contabilizar correctamente a residentes en comunidades minoritarias y difíciles de contar.

Según el fallo de Koh, las inexactitudes producidas por un calendario más corto podrían afectar a la distribución de fondos federales y a la representación política. El censo se emplea para determinar como se distribuyen 1.5 billones de dólares en fondos federales anuales y cuántos escaños consigue cada estado en el Congreso.

Los abogados del gobierno alegaron que el censo debía terminar a fines de septiembre para poder cumplir con la fecha límite del 31 de diciembre para entregar los datos empleados en la decisión sobre el reparto de escaños.

La orden judicial preliminar de Koh suspende también ese plazo de final de año. La juez de San José, California, había emitido antes una orden de restricción temporal que prohibía que la Oficina del Censo interrumpiese sus operaciones campo hasta que emitiera su fallo sobre la demanda.

Los abogados de la Oficina del Censo y del Departamento de Comercio, del que depende la agencia, dijeron durante la audiencia que apelarían el fallo.

Ve también:

Orden de Trump afecta censo en California, Florida y Texas

Trump firma memo para excluir a migrantes del censo

Coronavirus retrasará el censo de EEUU

- Advertisement -