La época del frío ha comenzado, y con ella, la resequedad y grietas en los labios.

Según especialistas, la principal causa de los labios resecos estén el hecho de que lengua produce sequedad.


Es por eso que padecer de labios resecos es uno de los males más comunes que se puede producir por lo anterior sumado a la sobreexposición solar, el frío o el viento, e incluso la falta de vitaminas, alguna alergia o fumar.

Pero ¿cómo terminar con el problema?

Bebe agua

La regla de oro. Mientas menos agua haya en tu organismo, es más probable que tus labios se resequen; por lo que te recomendamos beber al menos ocho vasos de agua al día; ya verás que es el mejor remedio contra la resequedad.

Aceite de coco

Debido a que este aceite contiene un tipo de grasa poco común, con ácidos grasos de cadena media, es excelente para la restauración de los labios resecos.

El aceite de coco es fácilmente absorbido y además permite la absorción de Vitamina E.

Aceite de almendras

Un tipo de aceite más en la lista; y es que como casi todos los tipos de aceites naturales, éste es ideal para hidratar y nutrir los labios resecos. Aplícalo sobre ellos para que se hidraten en profundidad.

Aceite de oliva

Éste es un remedio ideal para hidratar los labios. Debido a la oleosidad de primera calidad, la piel de cualquier parte del cuerpo se repara de manera rápida; pero en los labios aporta brillo y suavidad. 

Aceite de mango

Este tipo de aceite ha sido utilizado en la medicina tradicional desde hace siglos, debido a sus ácidos grasos que lo convierten en un gran poseedor de propiedades hidratantes e impermeables. 

Pepino


Otro elemento ideal para hidratar la piel; solo debes frotar tus labios con rodajas de pepino y dejar aguar alrededor de 15 minutos; posteriormente lo puedes enjuagar con agua tibia y listo, labios sensacionalmente hidratados.

Aloe vera

No podría faltar en el listado, pues tiene la enorme propiedad de absorber la humedad. Si lo aplicas en los labios resecos y agrietados, éste absorberá la humedad y favorecerá la hidratación y la regeneración de la piel.

Azúcar

Para terminar con esa molesta sensación, podrías optar por exfoliar tus labios, y qué mejor manera que con azúcar. En cuestión de minutos, tus labios estarán como nuevos, sin ninguna imperfección. Solo debes mezclarla con miel para formar una pasta que aplicarás sobre los labios y dejarás actuar por un par de minutos. Antes de quitarlo, haz un masaje con las yemas de tus dedos y enjuaga.

Miel

Como ya sabes, la miel tiene una gran cantidad de propiedades humectantes, por lo que al colocarla sobre los labios varias veces al día verás como se recuperan rápidamente.

Otro remedio es mezclarla con glicerina y aplicarla en los labios antes de ir a dormir. Quedarás fascinada con el resultado.

Pasta de dientes

Para preparar los labios antes de cualquiera de los remedios anteriores, coloca pasta de dientes sobre un cepillo y frótalo suavemente sobre tus labios, así eliminarás la mayor parte de las células muertas.

- Advertisement -