Una imagen del chico italiano Carlo Acutis, de 15 años, que falleció en 2006 de leucemia, es presentada durante su beatificación en una ceremonia a cargo del cardenal Agostino Vallini, al centro, en la Basílica de San Francisco, en Asís, Italia, el sábado 10 de octubre de 2020. Imagen, AP.

Un chico italiano de 15 años, mago de la computación que falleció de leucemia en 2006, avanzó hacia su posible canonización después que lo beatificaran el sábado en la localidad de Asís, donde está sepultado.

Carlo Acutis es la persona contemporánea más joven beatificada, como sucedió a los dos niños pastores portugueses que vivieron en la primera década de 1900 y fueron declarados santos de la Iglesia católica en 2017.

Durante la ceremonia de beatificación en la Basílica de San Francisco de Asís, un retrato de Acutis fue develado lentamente para mostrar la imagen de un adolescente con una sonrisa, camisa polo roja y pelo rizado oscuro iluminado por un halo de luz. El cardenal Agostino Vallini, legado papal de las basílicas de Asís, besó a los padres del chico que llevaban mascarilla, Andrea Acutis y Antonia Salzano, después de leer el decreto del papa Francisco.

Ya anunciado como el “santo patrono del internet”, Acutis creó una página web para catalogar los milagros y se encargó de los sitios en línea de algunas organizaciones católicas locales. Cuando todavía iba en primaria, Acutis aprendió por su cuenta cómo codificar utilizando un libro de texto universitario sobre informática y después aprendió a editar videos y crear animación.

“Carlo utilizó el internet al servicio del Evangelio para llegar al mayor número de personas posible”, dijo el cardenal durante su homilía, y agregó que el adolescente visualizó el internet “como un lugar que debe ser aprovechado con responsabilidad sin volverse esclavo”.

Acutis nació en Londres el 3 de mayo de 1991 de padres italianos y se mudó de niño a Milán. Ya desde sus primeros años mostraba una fuerte devoción religiosa que sorprendió a sus padres no practicantes. Su madre dijo al periódico Corriere della Sera que su hijo solía pedir ya desde los tres años que lo llevaran a iglesias en Milán y a los siete años solicitó el sacramento de la Santa Comunión, para lo cual le fue otorgada una dispensa en el requisito de edad.

“Había en él una predisposición natural a lo sagrado”, declaró su madre.

La curiosidad del chico obligó a la madre a estudiar teología para responderle sus preguntas al tiempo de renovar ella misma su propia fe.

Acutis falleció de leucemia el 12 de octubre de 2006.

- Advertisement -