El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, parece haber sugerido este jueves que oficiales del Cuerpo de Alguaciles (US Marshals Service) han cometido crímenes extrajudiciales al ejecutar a un manifestante “antifascista” que fue acusado de provocar la muerte de un manifestante del ala derecha en Portland, Oregon.

Frente a una multitud de sus seguidores en un mitin en Carolina del Norte, Trump celebró la ejecución del manifestante antifa Michael Forest Reinoehl el mes pasado en el estado de Washington, ubicado al norte de Oregon.

La ejecución de Reinoehl está bajo investigación; además, un reportaje publicado por el New York Times levanta dudas acerca de si los oficiales de la ley intentaron arrestarlo antes de asesinarlo.

En tono victorioso, Trump dijo a la multitud: “Mandamos al Cuerpo de Alguaciles, tomó 15 minutos y ya había terminado”, dijo Trump.

“Sabían quién era, no quisieron arrestarlo, y en 15 minutos, eso terminó”.

La declaración de Trump fue recibida por sus seguidores con aplausos.

Esto parece ser una clara confirmación de que los agentes no intentaron arrestarlo, como lo obliga el debido proceso de la ley, sino que más bien lo ejecutaron de manera extrajudicial.

Trump celebra muerte de Reinoehl, pero defiende a Rittenhouse

Esta declaración de Trump sobre el asesinato de Reinoehl dista mucho de su respuesta sobre el caso de Kyle Rittenhouse, manifestante de la extrema derecha acusado de asesinar a dos personas y herir a otra durante una protesta en Kenosha, Wisconsin.

En una conferencia de prensa en la Casa Blanca, Trump defendió a Rittenhouse enfáticamente:

“Estaba intentando escapar de ellos. Entonces se cayó y le atacaron muy violentamente, Creo que estaba en verdaderos problemas. Probablemente le habrían”, dijo el mandatario, según recoge El País.

Semanas atrás, NBC obtuvo documentos internos del Departamento de Seguridad Nacional que revelan que las autoridades federales recibierón órdenes para que hicieran comentarios públicos en favor de Rittenhpuse.

Los documentos muestran que se recomendó que se dijeran frases como “él llevó su rifle al lugar de los disturbios para ayudar a defender a los propietarios de pequeños negocios”.

Asimismo, se señala que otro punto de plática era subrayar que estaba incorrecto describir al grupo Patriot Prayer como racista.

Patriot Prayer es descrito por numerosos medios y organizaciones como de extrema derechapro Trump, y extremistas violentos.

Ve también:

Funcionarios de Trump, instruidos para declarar a favor de Kyle Rittenhouse

Jacob Blake habla en público por primera vez desde tiroteo en Kenosha

Identifican a policía que disparó siete veces a Jacob Blake

- Advertisement -