El actor y ganador de un Oscar, Matthew McConaughey, recientemente publicó su libro de memorias Greenlights“, en donde hace todo tipo de revelaciones sobre su vida privada, entre ellas el terrible episodio de abuso sexual que sufrió, cuando tenia 18 años.

Según las memorias de McConaughey, él se encontraba inconsciente cuando un hombre se abalanzó sobre él en la parte trasera de una camioneta.

“Un hombre abusó sexualmente de mí cuando tenía 18 años”, señaló, aunque también aseguró que “nunca se sintió como una víctima”.

También puedes leer:

Matthew McConaughey rompe el silencio: revela que su padre murió mientras tenía sexo

Matthew McConaughey al desnudo en “Greenlights

El actor de 50 años también explicó que tres años de ese horrible episodio fue forzado a perder su virginidad.

 “Me chantajearon para tener sexo por primera vez cuando tenía 15 años”. Por aquel entonces, tal y como señala, él creía que iría al infierno por tener sexo antes de contraer matrimonio.

Todas estas confesiones, que han llamado la atención del público y de Hollywood, están plasmadas en su recién publicado libro de memorias, “Greenlights”, en el que relata las “aventuras significativas, instructivas y divertidas” vividas a lo largo de su vida.

Otro de los episodios que el actor recoge en su libro es un incidente policial de 1999.

No te pierdas:

Angelo García sufrió abuso sexual cuando estaba en Menudo, él lo narra

Después de que su equipo Texas Longhorns ganara un gran partido contra los Nebraska Cornhuskers, McConaughey lo celebró fumando marihuana y tocando los bongos desnudo. Tras el llamado al 911 de un vecino enojado por los ruidos, la policía se presentó en su casa y se lo llevó detenido. Fue acusado de alterar el orden público, de posesión de marihuana y de resistirse al arresto. Finalmente, solo tuvo que pagar una multa de 50 dólares.

En “Greenlights” también cuenta que su padre murió de un ataque al corazón mientras tenía sexo con su madre. 

A sus casi 51 años, la estrella de Hollywood dijo que actualmente se siente en paz consigo mismo. “Tengo muchas pruebas de que el mundo está conspirando para hacerme feliz. Aprendí a amar, reír, perdonar, olvidar, jugar y rezar”, afirmó.

- Advertisement -