La NASA ha detectado de manera inequívoca que hay agua en la Luna en una cantidad más que suficiente para abastecer a futuras colonias humanas en el satélite natural de la Tierra.

Desde hace varios días, la agencia había anticipado que daría una anuncio “nuevo y emocionante” sobre un descubrimiento hecho en la Luna gracias al Observatorio Estratosférico de Astronomía Infrarroja (SOFIA), un telescopio que está montado en un avión Boeing 747 modificado.

El impresionante hallazgo fue publicado en dos artículos (aquí y aquí) de Nature Astronomy, en donde informan que se detectó de manera directa la presencia de agua molecular (H20) en la Luna y agregó que también se descubrió la existencia de grandes áreas alrededor de los polos lunares donde se podría hallar el agua de forma estable.

Estudios anteriores habían hallado signos de agua en la superficie, pero étos habían sido insuficientes para concluir con certeza sobre la existencia de agua.

Paul Hayne, investigador de la Universidad de Colorado, dijo al diario El País que el agua de la Luna es exactamente como la de la Tierra y se podría beber, aunque primero debería ser filtrada, ya que podría contener mercurio y otros contaminantes.

Ve también:

Hubble toma nueva foto a Júpiter y su luna Europa

Sonda espacial de la NASA alcanza asteroide y recoge muestras para traerla a la Tierra

Asteroide podría impactar la Tierra un día antes de las elecciones de EEUU

- Advertisement -