Es algo normal que las mujeres embarazadas sientan miedo cuando escuchan las palabras: embarazo de alto riesgo; sin embargo, Itzel Alvarado, nuestra ginecóloga invitada, explica que no deben entrar en pánico.

Nuestra especialista explica que se considera un embarazo de alto riesgo cuando la mujer padezca alguna enfermedad crónica que pueda complicar el embarazo como hipertensión previa, diabetes previa, enfermedad renal, alguna cardiopatía o enfermedad pulmonar, porque son factores que pueden complicar la situación. También se considera esta condición cuando se trata de mujeres muy jóvenes, adolescentes o mujeres mayores de 35 años. 

En realidad, afirma, hay muy pocas contraindicaciones en un embarazo de este tipo, pues a menos que se padezca alguna de las enfermedades crónicas o enfermedad cardiaca, pero fuera de ahí, es recomendable hacer actividad física, obviamente evitando ejercicio de alto impacto o que implique riesgo de caída, pero se puede hacer bici fija, yoga, pilates o natación.

Es muy común que cuando una mujer se entera que está embarazada quiere hacer todas las actividades que no hizo antes, por lo tanto, es importante que si no hacías ejercicio antes, no comiences a hacerlo ahora, pero sí se recomienda caminar o trotar.

Embarazo de alto rissgno es igual a estar en cama, solo si se tien amenaza de aborto, contraciones antes 37 semanas, reposo relativo, antecedente de perdidas recurrentes

También existe el mito de no hacer enojar a una mujer con esta condición, pero en cualquier caso es mejor vivirlo de forma saludable y acompañarlo con musicoterapia, meditación o yoga y evitar el aumento excesivo de peso sin importar la edad.

La ginecóloga concluye que las mujeres no deben entrar en pánico, pues llamarlo embarazo de alto riesgo sólo es porque requiere una mayor vigilancia y cuidados, pero pueden continuar con su vida normal.

Embarazo de alto riesgo no es sinónimo de pánico:

Más de Mundo de mamás en Venga la Alegría:

Semana 40 del embarazo y mi bebé no nace ¿Qué hago?

Lo que no sabías sobre la preclampsia

Niños arcoíris ¿por qué se les llama así?

Lactancia tándem, mitos y realidades

Aprende a calmar los cólicos de tu bebé

- Advertisement -