Las negociación entre la Cámara de Representantes, el Senado y la Casa Blanca (éstos últimos casi son sinónimos bajo el Gobierno de Trump debido a la mayoría republicana en la Cámara Alta) sobre un nuevo proyecto de ley de ayuda por la crisis sanitaria provocada por el COVID-19 se hane estcancado, y lo más probable es que el cheque de estímulo (que estaría incluído en el paquete de alivio) estaría disponible hasta después de enero del 2021.

La razón de este estancamiento es el líder de la mayoría en el Senado, el republicano por Kentucky Mitch McConnell, quien decidió poner un receso en la Cámara Alta que duré hasta el 9 de noviembre, una semana después de las elecciones.

La pausa en las negociaciones también fueron orquestadas por el presidente Donald Trump y Mitch McConnell, ya que el mandatario pidió expresamente al líder de la mayoría en el Senado que se enfocara completamente a la confirmación de Amy Coney Barret, la cual se logró el pasado lunes. Y, tan pronto se confirmó, McConnell mandó a receso a la Cámara Alta.

Dada tal situación, Garrett Watson, analista político en la Tax Foundation, dijo a CNBC que esta pausa en el Senado significa que el último paquete de estímulo no será aprobado antes de las elecciones y que las negociaciones serán aplazadas hasta enero del 2021.

El pasado martes, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, acabó con las esperanzas de que se aprobara un proyecto de ley de ayuda económico antes de las elección, y culpó a la Casa Blanca de fracasar “miserablemente” en una carta a los demócratas de la Cámara Baja.

Ve también:

Así puede tramitar los 500 dólares extra del cheque de estímulo por COVID-19

Trump cambia de opinión; dice estar listo para firmar plan de cheques de 1,200 dólares

Pareja luchó un mes contra COVID-19; se dieron la mano y murieron casi al mismo tiempo

- Advertisement -