Una mujer de Florida en la última etapa del embarazo no permitió que el trabajo de parto le impidiera votar en las elecciones y se negó a ir al hospital antes de emitir su boleta.

Funcionarios de la junta electoral del condado de Orange, Florida, dijeron que la mujer ya había iniciado el parto cuando llegó al lugar de votación el martes por la tarde, informó la prensa local.

La funcionaria electoral Karen Briceño González dijo que el esposo pidió la boleta para su esposa que esperaba en el auto, tenía contracciones y se negaba a ir al hospital antes de votar.

Briceño González dijo que corrió al auto para entregarle la boleta y verificar su identidad. Creía que la llenaría después, pero la mujer, controlando su respiración, la llenó de inmediato.

La funcionaria Eileen Deliz dijo que la pareja no explicó por qué la mujer esperó a iniciar el trabajo de parto para emitir su voto.

“Tal vez quería venir en persona y por eso esperó, quién sabe”, dijo Deliz. “Pero se negó a ir al hospital antes de votar”.

Deliz dijo que el incidente provocó sonrisas felices entre los funcionarios.

“Estamos muy, muy atareados, pero cuando sucede algo así, nos alegra el día”, dijo Deliz. “Cada ciclo electoral tiene su pequeña gran historia”.

Los funcionarios dijeron que el esposo llevó a la mujer a un hospital en Orlando.

Ve también:

Encuesta: Biden, con ventaja sobre Trump en Florida

Reelección de Trump depende de Florida y Pensilvania

De ganar, Biden enfrenta retos para combatir al COVID-19

- Advertisement -