Es difícil exigirle más a Russell Wilson al frente de la ofensiva de los Seahawks, pero por la manera en que está jugando la defensiva de Seattle, a veces no resulta suficiente.

Los Seahawks (6-2), líderes de la división más reñida de la NFL, han navegado la primera mitad del calendario regular en un mar de contrastes: Armados con el mejor ataque de la liga, una unidad que promedia 34,2 puntos por encuentro, y lastrados por una defensiva que ha significado vía libre para los rivales, al admitir 30,3 unidades por partido.

No es de sorprender entonces que, incluso con Wilson al frente, los Seahawks lleguen el domingo a Los Ángeles con el riesgo de ceder el liderato del Oeste de la NFC ante unos Rams (5-3) que tienen sus propias dudas.

Los Rams presumen actualmente de la segunda mejor ofensiva de la NFL con 19 puntos por encuentro, pero esos números carecen de contexto. Si bien en sus cinco victorias han permitido apenas 13 puntos por juego, han sido sobre Cowboys, Eagles, Giants, Washington y Bears, que son, respectivamente, los lugares 25, 24, 31, 30 y 29 de la liga. En contraste, en sus tres descalabros promedian 29 puntos en contra.

Los Ángeles conocerá finalmente el calibre de su defensiva el domingo ante Wilson y compañía, que han demostrado sus capacidades ofensivas ante sinodales de todo tipo. Sin embargo, los Seahawks tendrán enfrente a un viejo conocido.

Desde que Sean McVay asumió como entrenador en jefe de los Rams previo a la temporada 2017, Los Ángeles aventaja la serie 4-2 y ha ganado cuatro de los últimos cinco enfrentamientos —incluyendo una victoria de 28-12 en diciembre de 2019. Los Rams no solo tienen a su favor la historia reciente y el hecho de jugar en casa, sino que vienen de una semana de descanso, mientras que Seattle llega tras un prolongado viaje y una abultada derrota la semana pasada en Buffalo.

Ve también:

¿Aparente error de Brady en últimos segundos provocó derrota ante Bears?

Titans reportan primer brote COVID-19 en la NFL; hay ocho positivos

Médico perforó por accidente pulmón de mariscal de Chargers

- Advertisement -