¿Quienes serán los primeros en recibir la vacuna contra el COVID-19?

Todavía no se ha tomado una decisión, pero el consenso entre muchos expertos en Estados Unidos y en el resto del mundo es que los trabajadores sanitarios deberían ir primero, dijo Sema Sgaier, de la Fundación Surgo, una ONG que trabaja en temas de reparto de vacunas.

Un comité de expertos que asesora a los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) está considerando además dar prioridad a los trabajadores de industrias esenciales, a gente con determinadas afecciones médicas y a mayores de 65 años.

No te pierdas:

FDA autoriza medicamento experimental de Eli Lilly para casos leves de COVID-19

¿Qué pasará con las vacunas?

Una vez que la vacuna tenga la aprobación de la Administración de Medicamentos y Alimentos, el comité analizará los datos de los ensayos clínicos sobre los efectos secundarios y sobre la reacción en gente de distintas edades, etnias y condiciones médicas. Esto determinará sus recomendaciones a los CDC acerca cómo deben priorizarse las vacunas.

Se espera que las autoridades estatales sigan los lineamientos de los CDC en la distribución de las primeras dosis.

El suministro de vacunas será limitado al principio. No habrá suficientes para proteger a todo el mundo, pero ponérselas a la gente adecuada podría cambiar el curso de la pandemia.

Muchas otras dudas sobre su distribución siguen sin respuesta, apuntó Sgaier, como si deben distribuirse de forma igualitaria en todo el país o centrarse en los principales focos de contagio.

Infecciones de coronavirus rompen récords en Estados Unidos

Texas se convirtió la semana pasada en el primer estado en Estados Unidos con más de 1,000,000 de casos confirmados de coronavirus mientras California se acercaba a esa marca, en momentos en que un aumento de las infecciones azota el país.

En Nueva York, el gobernador Andrew Cuomo dijo que los restaurantes, bares y gimnasios en todo el estado tendrán que cerrar a las 10pm a partir del viernes, un marcado retroceso en un área de Estados Unidos que parecía haber controlado mayormente el virus hace meses. Cuomo prohibió además las reuniones privadas de más de 10 personas.

Estados Unidos ha registrado más de 240,000 muertes y más de 10.3 millones de casos confirmados y los nuevos casos han rebasado 120,000 por día en la última semana. Los expertos de salud atribuyen el incremento en parte a la llegada de temperaturas más frías y el creciente incumplimiento del uso de mascarillas y otras precauciones.

Los casos por día están subiendo en 49 estados y las muertes diarias han aumentado en 39 estados. Un mes atrás, Estados Unidos estaba registrando unas 730 muertes por COVID-19 diarias en promedio y ahora ha superado las 970.

Te recomendamos:

Segunda vacuna para COVID-19 logra éxito en ensayos en EEUU

- Advertisement -