Detectar violencia a tiempo ayuda a salvar vidas. Esta es la historia de María fue parte de esta estadística que dicta que un 35 por ciento de las mujeres violadas tienen entre 3 y 6 años, sucede en su propia casa por algún familiar.

Sin embargo, en el caso de María la cadena de violencia siguió cuando María se casó siendo una niña y cursaba el tercer grado de secundaria y cuenta cómo fue su matrimonio: “Me dejó en una ocasión encerrada cuando estaba embarazada del tercero y no tenía ni para comer. Por celos me golpeaba cada vez que quería y en la última vez me rompió la nariz porque no quise estar con él esta noche”. 

La violencia contra una mujer no sólo es física, a veces pensamos que sólo vive violencia aquella mujer que  tiene marcas en el cuerpo o en la cara, pero no siempre es así, o no siempre son marcas visibles, hay violencia intrafamiliar, laboral, en la calle, violencia física; pueden ser insultos, violencia patrimonial, por supuesto la psicológica que aplica al decir “no vales nada”, “no sirve lo que haces”, “haces lo que yo quiero”.

Es importante recordar que la violencia tampoco es exclusiva de la clase media o baja según cifras de la encuesta 2016 del INEGI en México, 3 de cada 5 mujeres reportan haber vivido algún tipo de violencia que pueden ser detectada a tiempo.

Detectar violencia a tiempo ayuda a salvar vidas:

Más de Hechos:

Equitación para jóvenes con síndrome de Down

Templo Mayor, testigo visible de la conquista

Actividades de bienestar contribuyen a lidiar con la depresión por aislamiento

- Advertisement -