Así se hacen los lápices de colores y la plastilina, los materiales didácticos y coloridos que se utilizan en la escuela para aprender y estimular la creatividad. En el siguiente video, veremos  el proceso de fundición,  en el cual se hace una mezcla de materias primas para obtener la plastilina con tres ingredientes principales: la cera, el carbonato de calcio –que son arcilla– y el pigmento. 

Se mezclan en una olla con el motor a grandes revoluciones para vaciarlos en una cama de enfriamiento para retirarlo ya sólido, se desmolda en lingotes de 5 kilos y se apilan en una tarima que posteriormente pasará por un secado de 8 a 12 horas. Continúa el proceso y se corta en formas geométricas para que un ejército de mujeres se dediquen al empacado.

De forma paralela se fabrican los lápices de colores. Primero se hace la mezcla de la puntilla en una batidora con ácido esteárico, pigmentos y agua, cuando está listo pasa a un molino con cilindro en dos ocasiones para que la pasta se incorpore de mejor manera y se prensa con un martillo mecánico.

Las puntillas se forman en delgadas láminas de color y se colocan en otros cilindros por 4 horas a una temperatura de 120 grados, mientras tanto se prepara la madera que recubre el color se colocará con pegamento, pasa por un pulidor y se cortan los lápices que posteriormente serán empacados.

Así se hacen los lápices de colores:

Más de Hechos AM:

- Advertisement -