El próximo 9 de diciembre se cumplirán ocho años de la muerte de Jenni Rivera, la cantante de banda sinaloense y corridos conocida como la Gran Señora.

Su carrera musical inició desde 1992, pero fue hasta el año 2000 cuando inició su estrellato gracias a la canción «Las malandrinas», corrido de su propia composición y que incluyó en el álbum Que me entierren con la banda.

Rivera nació en Long Beach, California, lugar que ella llamaba en su traducción en español, La Playa Larga. Por ser originaria del la zona, sus fans le dieron el apodo nobiliario de la Reina de Long Beach.

Para llegar a la fama, Jenni Rivera padeció a lo largo de su vida, la cual fue interrumpida por el accidente aéreo a la corta edad de 43 años.

Dolores Janney Rivera Saavedra nació el 2 de julio de 1969, y desde su niñez tuvo aptitudes para el canto, en especial para el género regional mexicano que escuchaban sus padres y hermanos.

Durante sus años escolares, Jenni Rivera mantenía excelentes calificaciones, pero su educación académica fue interrumpida cuando quedó embarazada de su novio José Trinidad Marín a los 15 años, y tuvo a su primera hija Janney «Chiquis» Marín-Rivera, a quien mantuvo gracias a su trabajo vendiendo discos compactos en mercados de pulgas mientras seguía estudiando. Con un hijo y trabajando, Rivera logró terminar sus estudios intermedios como una de las mejores de su escuela.

El embarazo y cuidar a su hija no la detuvo. Inmediatamente después regresó a la escuela y se graduó de Administración de Empresas en la Universidad Estatal de California, en Long Beach.

Antes de dedicarse a la música de manera profesional, la Diva de la Banda se dedicaba a bienes raíces para sacar a sus tres hijos adelante (Chiquis Rivera, Jacqueline Melina Marín y Michael Marín Rivera), los cuales tuvo con José Trinidad Marín.

A mediados de los noventa, Jenni Rivera decide seguir su sueño de ser cantante e inicia a cambiar su look, vistiendo sombreros texanos y chaqeutas de piel, pero también con paliacates, jeans y botas acordes a la moda noventera.

Ya a finales de los 90, precisamente en 1997, se hace pareja de Juan Manuel López, con quien tuvo dos hijos más: Jenicka López Rivera y Juan Ángel López Rivera.

En los siguientes años, Jenni Rivera inicia su verdadero estrellato gracias a composiciones suyas, lo cual le da una voz personal y atrae a más público, predominante femenil.

Debido a la vida difícil que tuvo, La Diva de la Banda se convirtió en un ejemplo a seguir de sus fanáticas como un motivo de inspiración para sobrellevar las cargas y obstáculos de la vida.

Además de esta breve reseña de su atribulada vida, dejamos fuera los aspectos más duros que vivió, como situaciones de violencia doméstica y abuso sexual por parte de su expareja José Trinidad Marín. Esa será parte de otra entrada en este homenaje a La Gran Señora.

Ve también:

El tatuaje con el que los hijos de Jenni Rivera la recuerdan y homenajean

Chiquis Rivera habla sobre distanciamiento familiar

“Que Lupita Jones pida perdón a todas las mujeres”: Sofía Aragón

- Advertisement -