Han pasado ya casi ocho años desde que la cantante de banda sinaloense Jenni Rivera murió trágicamente en un accidente aéreo cuando viajaba de Nuevo León a la ciudad de Toluca, Estado de México.

La cantante conocida como La Gran Señora sigue siendo extrañada por miles de fans, así como por sus hijos y familiares.

A cinco meses de su muerte, ocurrida el 9 de diciembre del 2012, uno de sus hijos decidió hacer un homenaje visual a Jenni Rivera que le durará toda la vida: un tatuaje con el rostro de La Reina de Long Beach.

Su hijo Michael Marín se tatuó el rostro de su madre en un brazo y lo compartió en su cueta de Instagram. El tatuaje se lo dibujó la artista Kat Von D.

Este homenaje de Michael Marin se esparció en el resto de los hijos, que se unieron para realizarse un tatuaje grupal en homenaje a su madre.

Según Show.News, Ca uno de los hijos de La Diva de la Banda se tatuó un número de acuerdo al orden en que nacioneron; además de los números, se tatuaron mariposas, las cuales son un animal con el que se representaba su madre. De hecho, otro alias de las artista tiene como referencia ese animal espiritual: Mariposa de Barrio.

El octavo aniversario luctuoso de Jenni Rivera se conmemorará el próximo 9 de diciembre.

Rivera murió a la corta edad de 43 años. Dejó cinco hijos. A lo largo de su carrera musical, que comenzó a inicios de los noventa, La Primera Dama del Corrido vendió alrededor de 25 millones de discos en vida y aproximadamente 10 millones después de su muerte.

Ve también:

Jorge Negrete, Charro Cantor y líder sindicalista

Dos tipos de cuidado: La única vez que el cine junto a Jorge Negrete y Pedro Infante

Mitos sobre la muerte de Pedro Infante

- Advertisement -