miércoles, junio 29, 2022

Confinamiento en sur de California ante alza de contagios

Ante la extrema escasez de camas de hospital, las autoridades sanitarias anunciaron el sábado que la vasta región del sur de California y una franja grande del Valle Central deberán cumplir un nuevo confinamiento generalizado, un intento urgente de reducir el veloz incremento de casos de coronavirus.

El Departamento de Salud Pública de California indicó que la capacidad de la unidad de cuidados intensivos en los hospitales de ambas regiones ha caído por debajo de un umbral de 15% que detona las nuevas medidas, que incluyen estrictos cierres de negocios y prohíben las reuniones entre personas que no comparten vivienda. Las nuevas medidas entrarán en vigor el domingo por la tarde y permanecerán al menos por tres semanas, lo que significa que el confinamiento deberá respetarse durante la Navidad.

Gran parte de California está al borde de aplicar las mismas restricciones radicales. Algunos condados han optado por imponerlas incluso antes de que el mandato entrara en vigor, incluyendo cinco condados de la zona de la Bahía de San Francisco donde las medidas también serán aplicadas a partir del domingo.

Ante el nuevo confinamiento inminente, la población abarrotó los supermercados el sábado e hizo largas filas afuera de las peluquerías para hacerse un corte de pelo antes del cierre de negocios.

El gobernador Gavin Newsom anunció el nuevo plan el jueves. Se trata de la orden restrictiva más severa desde que impuso el primer confinamiento a nivel estatal en todo el país en marzo. Sin embargo, la situación es más seria que en marzo.

“El riesgo de la comunidad de contraer COVID es ahora mayor que nunca”, dijo el doctor Eric McDonald, director médico del condado San Diego, a los reporteros el sábado. Él y otros funcionarios instaron a la población a quedarse en sus casas, acatar las normas y ayudar a las autoridades estatales a salir adelante de la más reciente y peor oleada de casos que se haya registrado en California.

California ha sumado un asombroso total de 1,3 millones de casos de COVID-19 desde el inicio de la pandemia y el viernes estableció un nuevo récord de contagios diarios cuando las autoridades confirmaron 25.068 casos para un periodo de 24 horas. 

La nueva medida divide al estado en cinco regiones y utiliza la capacidad de las unidades de cuidados intensivos (UCIs) para determinar los cierres. 

Las recientes restricciones obligan al cierre de todos los restaurantes con servicio a comensales en el lugar, salones de belleza, cines y muchos otros negocios, así como museos y parques infantiles. La orden de Newsom impide a las personas reunirse con todo aquel que no vive en el mismo hogar y siempre deberán usar mascarillas cuando salgan.

La región de 11 condados del sur de California, que incluye las ciudades de Los Ángeles y San Diego, tenía apenas el 12,5% de sus camas de UCIs disponibles, informó el Departamento de Salud Pública de California el sábado. La cifra fue del 8,6% para la región del Valle de San Joaquín, conformada por una docena de condados en el Valle Central agrícola y áreas rurales de Sierra Nevada.

Las otras tres regiones —zona metropolitana de Sacramento, el norte de California y el área de la Bahía de San Francisco— tenían una capacidad de alrededor de 21%.

Pero los funcionarios de salud en cinco de los 11 condados del Área de la Bahía no esperaron. El viernes adoptaron la orden estatal de quedarse en casa. Los cambios entrarán en vigor el domingo por la noche en los condados de San Francisco, Santa Clara, Marin, Alameda y Contra Costa, así como la ciudad de Berkeley.

La directora de salud de Berkeley, Lisa Hernandez, dijo que las personas no deben reunirse con quienes no compartan vivienda, “aunque sea un grupo reducido, incluso al aire libre con todas las precauciones”.

“Si tienes una burbuja social, ya reventó”, afirmó Hernandez. “No dejen que este sea su último fin de año con su familia”.

La nueva orden de permanecer en casa afectará considerablemente la temporada de compras más jugosa del año y amenaza con arruinar a negocios, los cuales enfrentan dificultades debido a la imposición intermitente de restricciones durante 10 meses y las bajas ventas a causa de la pandemia.

En el condado Santa Clara, donde Apple y Google tienen sus sedes, las autoridades prohibieron previamente todas las competiciones deportivas a nivel secundaria, universidad y profesional e impusieron una cuarentena para quienes lleguen a la región desde zonas ubicadas a más de 241 kilómetros (150 millas) tras advertir un aumento de los contagios después del Día de Acción de Gracias. 

Los inspectores recorrieron el condado el Día de Acción de Gracias y continúan visitando negocios para verificar que respetan las normas de aforo y otras precauciones. 

___

- Advertisment -

Conéctate

1,141,948FansMe gusta
35,199SeguidoresSeguir
1,270,000SuscriptoresSuscribirte
- Advertisment -