Prepara pechugas empanizadas en salsa suiza con la receta que Ismael tiene para ti. Comienza por la salsa, es la típica para las enchiladas suizas y para hacerla tienes que poner tomate verde en agua caliente hasta que hierva y como es una preparación de una salsa verde tradicional, vamos a poner un pedazo de ajo, cebolla, sólo un chile para que no piqué tanto y el ingrediente especial: la hoja santa, que es una hoja muy potente en aroma –lo que queremos es blanquearla sin que llegue a cocción, solo es necesario pasarla por agua caliente y de inmediato cambia de color.

Poner en la licuadora todos los ingredientes anteriores, pero agregar la crema para que se mezcle, sal y pimienta. 

Para la pechuga de pollo, hay que elegir que sean delgadas para que la cocción sea rápida. El empanizado tradicional debe ir la carne salpimentada, pasar por harina para que el huevo se pegue bien –agrega un poco de leche al huevo para que rinda mucho más– y por último pasarlo por el empanizador. 

En un sartén con aceite caliente a 180 grados y cuando haya un burbujeo ligero para que no se queme hay que poner el pollo. Cómo es delgado, tomará un color dorado muy rápido y la cocción será muy rápida, pero no importa si no está completamente cocido, pues se pasará por horno.

Para emplatar, poner la salsa suiza en el fondo, la pechuga encima y algún queso que se pueda gratinar; se mete al horno a 180 grados hasta que se derrita.

Pechugas empanizadas en salsa suiza:

Más recetas en Venga la Alegría:

- Advertisement -